Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > Variantes de la COVID-19 por nuevas cepas agresivas

Variantes de la COVID-19 por nuevas cepas agresivas

Por: Juan Alfaro Posadas

La Secretaría de Salud advirtió que ya están en el país las nuevas cepas de la COVID-19, por cuya razón debemos fortalecer las medidas de bioseguridad para evitar contagios que podrían conducirnos a la muerte.

Se informó que las variantes  o nuevos comportamientos del coronavirus se han detectado en los departamentos de Olancho, El Paraíso, Francisco Morazán, La Paz y Comayagua, en menores de edad.

Al respecto, algunos galenos consideran que la Secretaría de Salud ha actuado tarde en la detección de esas nuevas cepas, debido a la constante improvisación en el gobierno cachureco de Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA).

El presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en San Pedro Sula, Carlos Umaña, dijo que por no tener laboratorios especializados es difícil precisar con exactitud qué tipo de cepas han invadido el país.

Tras señalar que las nuevas variantes se encuentran en todo el territorio nacional, atacando a mujeres embarazadas, niños y adolescentes, dijo que no sabemos si esas cepas son las brasileñas o sudafricanas.

“Tenemos hospitalizados a treinta niños que presentan los síntomas de las nuevas variantes con características mucho más agresivas”, dijo el galeno, ante lo cual recomendó a los padres de familia no exponer a sus pequeños, sin el uso de la mascarilla, porque podrían contagiarse.

Ante esta situación, el profesional de la medicina considera que la Secretaría de Salud debe extremar las medidas de bioseguridad y crear cercos epidemiológicos para evitar la masificación de los contagios.

“Lo recomendable en este momento es que permanezcamos aislados en casa, y volvamos a salir solamente a través de la distribución por dígitos, como se hizo el año pasado. De lo contrario, no veo la posibilidad de que disminuyamos los contagios y muertes, peor cuando no tenemos vacunas, ni sabemos cuándo vendrán”, reflexionó Umaña.

Indudablemente, que el gobierno de JOHA no planificó el combate a la pandemia, pero sí para mal administrar los fondos aprobados por el Congreso Nacional, como los 48 millones de dólares de los hospitales móviles, los ventiladores mecánicos, mascarillas y otros equipos de bioseguridad.

De tal suerte, pues, que Honduras es el país de Centroamérica con el menor número de personas inoculadas con la vacuna anti COVID-19. Obviamente, existe un marcado desprecio hacia la salud de la población.

Para el caso, se anunció con bombos y platillos que este viernes 30 de abril llegarían 40 mil vacunas rusas Spunitk-V, pero ahora dicen que será hasta mayo. La verdad es que este régimen no tiene credibilidad, la palabra de honor no existe, sólo prevalece la ironía, el cinismo, la hipocresía, la violación de la Constitución y las leyes, los actos de corrupción y sus vínculos con el narcotráfico internacional.

Con la negligencia, irresponsabilidad, indiferencia e incapacidad gubernamental es difícil que salgamos adelante en el combate del coronavirus.

Los casos de la pandemia van a aumentar y de manera agresiva, con las nuevas cepas. Todos los días, sólo en los hospitales públicos de la capital, se reportan entre 10 y 15 muertes en las unidades de cuidados intensivos (Uci).

Si sumamos los decesos en los hospitales del Seguro Social, Mario Catarino Rivas y Leonardo Martínez de San Pedro Sula, más los centros asistenciales regionales del Estado, y los privados en todo el país, el número de fallecidos supera los cien por día, de acuerdo a las estadísticas que lleva el doctor Umaña.

Así las cosas, sólo nos queda cuidarnos al máximo, usando las medidas de bioseguridad, guardar el distanciamiento social, y salir de casa, solamente en casos de extrema necesidad.

Recordemos que el virus no discrimina edades, colores de la piel, grupos étnicos, ni status político, económico o social. La muerte nos puede sorprender en cualquier momento, a consecuencia del virus.

A los del gobierno nacionalista no les interesamos, en nada, a excepción del voto cada cuatro años, para que ellos sigan saqueando las arcas del Estado.

El usurpador, JOHA, y su círculo de colaboradores ya se vacunaron fuera del país, y no tienen la mínima preocupación porque se inmunice al resto de la población hondureña.

Top