HomeView All Posts – Whole Post

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La precandidata presidencial de Libre, Xiomara Castro, informó el lunes que resultó negativo a la prueba de detección del nuevo coronavirus.

Publicó el resultado del examen que se realizó este día, en el cual aparece la leyenda «no detectable», por lo que se descarta la presencia del patógeno en su cuerpo.

Castro se realizó el examen al presentar síntomas del mortal virus y se vio obligada a tomar medidas de prevención mientras esperaba los resultados del análisis laboratorial.

Horas atrás, el expresidente y coordinador del partido opositor, Manuel Zelaya, reveló que su cónyuge le comentó sobre los malestares que estaba padeciendo, lo que orilló a recurrir a la prueba PCR.

Por el momento se desconoce si Castro tomará un breve descanso para recuperarse de un posible resfriado que pescó en las concentraciones que realiza en el interior del país.

Cabe recordar que el exmandatario se vacunó la semana anterior en Caracas contra el SARS CoV2, luego de expresar su intención de someterse al tratamiento denominado Sputnik, creado por el gobierno ruso.

WASHINGTON, EE.UU.

(Sputnik) El Senado de Estados Unidos confirmó la nominación de la jueza Amy Coney Barrett para una banca en la Corte Suprema.

El 26 de octubre, el Senado confirmó la nominación de Barrett por un voto de 52-48, estrictamente partidista, llenando la vacante dejada por la difunta Ruth Bader Ginsburg.

Se espera que Barrett preste juramento más tarde el lunes.

La decisión muestra la consolidación de la mayoría conservadora del tribunal superior que tenía una ventaja de 5-4 incluso antes de la muerte en septiembre de Ginsburg, un ícono liberal.

El presidente Donald Trump quería acelerar la confirmación de Barrett porque siente que la elección presidencial del 3 de noviembre podría terminar siendo decidida por la Corte Suprema.

Los demócratas rechazaron el nombramiento, argumentando que el ganador de las elecciones debería llenar la vacante.

LA PAZ, BOLIVIA

(Sputnik) El Gobierno transitorio de Bolivia puso en marcha el proceso de traspaso de la administración a las nuevas autoridades democráticas encabezadas por el presidente electo Luis Arce, en medio de roces a menos de dos semanas de la transmisión del mando prevista para el 8 de noviembre.

“Con esta acción concluirá la labor del Gobierno constitucional de la presidenta Jeanine Áñez e iniciará la labor del Gobierno electo”, dijo en conferencia de prensa el ministro interino de la Presidencia, Yerko Núñez, al presentar un decreto de creación de una comisión de transmisión del mando.

Indicó que el decreto dispone que todos los ministerios de la administración de Áñez pondrán a disposición de delegados del futuro Gobierno de Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), “información documentada” sobre el estado del país.

Añadió que los actos protocolares de la transmisión del mando serán coordinados por el Ministerio de Relaciones Exteriores, aunque no confirmó un anuncio previo del ministro de Obras Públicas de que el régimen saliente procuraría un encuentro entre Arce y la presidenta transitoria.

Arce descartó el pasado fin de semana la posibilidad de reunirse antes de su asunción con Áñez, a quien consideró reiteradamente como líder de un golpe de Estado, que el actual oficialismo llama “transición constitucional”.

“No veo necesaria una reunión con Áñez”, dijo el presidente electo en una entrevista con el diario La Razón.

La presidenta del parlamento, la masista Eva Copa, expresó el lunes molestia porque la Cancillería demoraba en cursar invitaciones a gobernantes y representantes de los países con los cuales Bolivia tiene relaciones diplomáticas.

Copa señaló que entre los invitados deberían estar el expresidente Evo Morales (2006-2019) -junto con los demás exgobernantes bolivianos– y representantes del Gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

El Gobierno de Áñez no comentó sobre la posibilidad de invitar a Morales, a quien se refiere frecuentemente como «delincuente prófugo».

Tampoco lo hizo sobre invitar a representantes del Gobierno de Maduro.

Áñez ha reconocido al “presidente encargado” Juan Guaidó como gobernante de Venezuela; además, durante su administración recibió la acreditación de un embajador del líder opositor venezolano.