HomeView All Posts – Whole Post

WASHINGTON, EE.UU.

El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot L. Engel y el principal congresista republicano Michael McCaul, junto con el subcomité del Hemisferio Occidental, el presidente del Comité Seguridad Civil y Comercio, Albio Sires y miembro de alto rango Francis Rooney condenaron hoy la decisión del titular del Ejecutivo nacionalista de Juan Orlando Hernández por no extender el mandato de la MACCIH.

“Con el golpe de un bolígrafo, el presidente Juan Orlando Hernández tuvo la oportunidad de extender MACCIH, el mecanismo establecido para fortalecer la capacidad de Honduras para abordar la corrupción sistémica. Desafortunadamente, el presidente Hernández decidió no ejercer su autoridad y permitió que MACCIH expirara. Condenamos enérgicamente esta decisión», dijeron los congresistas a través de un comunicado.

“La corrupción en Honduras ha tenido un efecto corrosivo en el país y sigue siendo un motor clave de la migración a Estados Unidos. El pueblo hondureño es el que más sufrirá por esta decisión desacertada. Estamos con ellos y apoyamos su derecho a vivir en un país cuyo gobierno respeta el estado de derecho y responsabiliza a los actores corruptos. Seguimos comprometidos con la lucha contra la corrupción en Honduras y continuaremos apoyando los esfuerzos dirigidos por la sociedad civil ”. señalaron.

En julio de 2019, los cuatro líderes de la Cámara enviaron una carta a Hernández pidiendo una extensión limpia de MACCIH, y reiteraron este mensaje en diciembre, pero fue desestimado.

Por su parte, el experimentado senador Patrick Leahy, también condenó la postura del Ejecutivo al no renovar la Misión Anticorrupción de la OEA.

«La decisión del presidente Hernández, un co-conspirador no acusado en el enjuiciamiento de su hermano por tráfico de drogas en Estados Unidos, de poner fin a la MACCIH, es la última evidencia de que no se toma en serio la detención de la corrupción que impregna a su gobierno de arriba a abajo», fustigó.

La nota de prensa emitida por la oficina de Leahy indica que «la pregunta ahora es si la Administración de Trump continúa haciendo la vista gorda, solo le importa que el presidente Hernández haya aceptado que su país violento y empobrecido sea el llamado ‘refugio seguro de un tercer país’ para los centroamericanos que buscan asilo en los Estados Unidos.

«La MACCIH recibió un fuerte apoyo del pueblo hondureño y del Congreso de EE.UU. Ya no podemos apoyar a un gobierno cuyos funcionarios han demostrado en repetidas ocasiones que se preocupan mucho más por mantener el poder y acumular riqueza, que respetar el estado de derecho o atender las necesidades de su pueblo», sentenció.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El secretario de la Presidencia Ebal Díaz y el jefe de la diplomacia Lisandro Rosales justificaron el domingo la conspiración efectuada por el Ejecutivo nacionalista para acabar con el mandato de la MACCIH en las opiniones del Legislativo y el Poder Judicial en el sentido que no hay necesidad de proseguir con la misión.

Al respecto, ambos personajes declararon que, a pesar de que el secretario general de la OEA Luis Almagro los acusó de bloquear la extensión de la entidad y aseguraron que plantearon alternativas para que la misión operara sin más modificaciones pero que no fueron escuchados.

Díaz dijo que Juan Orlando Hernández «tuvo la voluntad de renovar el convenio» pero que ya había una disposición del Congreso para no sacar adelante la extensión del mandato y, por lo tanto, la opinión no podía ser desestimada.

Asimismo, justificó que un pronunciamiento del Poder Judicial y entidades públicas, así como algunos actores que fueron -según él- afectados por la MACCIH durante sus cuatro años de operación en Honduras, por lo que terminaron siendo utilizados como insumo para bloquear cualquier negociación.

Respecto al cambio de notas, Diaz explicó que la Procuraduría General de la República y la gerencia del Legislativo emitieron opiniones en cuanto al intercambio de notas era suficiente para que la MACCIH se extendiera automáticamente.

Por su parte, el secretario Rosales dio una explicación histórica que acabó con el fracaso en las mesas de negociaciones.

“Honduras proponía el fortalecimiento de las instituciones nacionales y el respeto al Estado de derecho. Para Honduras es importante que cada institución involucrada con la MACCIH tuviera el fortalecimiento institucional y las capacidades para poder hacer sus accionares de manera correcta y profesional, pero sobre todo un respeto a la Constitución”, arguyó.

El funcionario se contradijo al indicar que entre las propuestas planteadas estaba implementar un mecanismo anticorrupción, enfocado en la prevención del flagelo y no solamente se dedicara a la persecución penal.

Los dos hombres de confianza de Hernández insistieron que proseguirá el sistema de combate a la corrupción, a pesar del rechazo de actores políticos y sociales que exigen la reactivación de la MACCIH.

BUENOS AIRES, ARGENTINA

(Sputnik) El Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia eligió al exministro de Economía Luis Arce Catacora como candidato a las elecciones presidenciales del 3 de mayo en una fórmula que completa el excanciller David Choquehuanca, anunció el expresidente Evo Morales (2006-2019) en Buenos Aires.

«Optamos por Luis Arce porque el tema económico será fundamental en la propuesta del MAS», dijo el exmandatario durante una rueda de prensa desde la capital argentina.

Durante la reunión de alto nivel organizada en la capital argentina, el MAS eligió a Luis Arce, de 57 años, y a Choquehuanca, de 58 años, como integrantes del binomio que competirá en las elecciones de mayo.

Luis Arce es economista y es considerado en Bolivia como la «piedra angular» del modelo económico de Morales, afirmó a Sputnik una fuerte cercana del entorno del expresidente.

«Él fue el que dirigió toda la política económica junto a Morales desde el 2005 hasta el golpe de Estado, con una pequeña pausa que por razones de salud lo tuvo ausente de la vida política durante aproximadamente unos seis meses; la gran fortaleza de Arce es que ha sido uno de los ministros más fuertes y es el que generó estabilidad económica en el país», sostuvo la fuente.

Arce fue profesor de distintas universidades públicas y privadas de Bolivia y en 2013 se mantuvo entre los ocho mejores ministros de Economía de América Latina, según una encuesta entre expertos economistas de la región y lectores de la revista AméricaEconomía.

Choquehuanca, que fue dirigente de la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia y del Movimiento Campesino Indígena, nació el 7 de mayo de 1961 en la comunidad aymara de Cota Cota Baja, en el departamento de La Paz.

El dirigente, cuya lengua materna fue el aymara, aprendió a hablar español a los siete años.

Una de las fortalezas de Choquehuanca es que proviene de un pueblo originario y tiene experiencia en gestión, según afirmó a Sputnik una fuente cercana a Evo Morales.

Junto a Evo Morales, Arce, Choquehuanca, y los otros dos precandidatos que tenía el partido, Andrónico Rodríguez y Diego Pary, firmaron un documento de unidad en el que se comprometían a «mantener una férrea unidad (…) para impulsar una propuesta electoral unitaria que responda a los intereses del pueblo».

Bolivia está inmersa en una crisis política desde el 10 de noviembre pasado, cuando el exjefe de Estado renunció a su cargo presionado por la cúpula de las Fuerzas Armadas y la policía tras las protestas que cuestionaron las irregularidades detectadas en los comicios del 20 de octubre, en los que Morales fue el más votado.