HomeInternacionalVolcán Popocatépetl lanza fragmentos incandescentes en México

Volcán Popocatépetl lanza fragmentos incandescentes en México

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) El volcán Popocatépetl, cuyo cráter está a unos 70 kilómetros de la Ciudad de México y casi 40 kilómetros de ciudad de Puebla, registró tremores acompañados de fragmentos incandescentes la madrugada del 27 de septiembre, informó el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

«A partir de las 3.42 horas de este 27 de septiembre (8.42 GMT) se ha registrado una señal de tremor, misma que ha sido acompañada por la emisión de fragmentos incandescentes que se precipitan en el cráter y a distancias hasta de 600 y 1000 m sobre las laderas del volcán», informó el organismo de la secretaría de Gobernación (Interior) del Gobierno federal.

Las autoridades que vigilan el coloso, cuyo nombre significa «Montaña que Humea» en lengua náhuatl observaron «la emisión de ceniza, con dirección oeste y con altura entre 1 y 1,5 km» sobre el cráter, detalla el informe oficial.

Como consecuencia, el Cenapred reportó caída de ceniza en los municipios de Ecatzingo, en la conurbación del estado de México, que rodea la capital del país.

El semáforo de Alerta Volcánica del Popocatépetl, que reactivó sus fumarolas desde 1993, luego de más de medio siglo dormido, se encuentra en Amarillo Fase 2, que significa para la población que «debe estar alerta y pendiente de lo que digan las autoridades y las noticias; y seguir las indicaciones».

Los escenarios previstos para esta fase del volcán de 5.452 metros de altura, sobre el nivel del mar, son: «que continúe la actividad explosiva de escala baja a intermedia; lluvias de ceniza leves a moderadas en poblaciones cercanas; y posibilidad de flujos piroclásticos y flujos de lodo de corto alcance».

ADVERTENCIAS A LA POBLACIÓN. La autoridad responsable exhortó a «no acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos».

En las últimas 24 horas, por medio de los sistemas de monitoreo de la actividad del segundo mayor volcán del México, el Cenapred identificó «85 exhalaciones de baja intensidad».

Además, la autoridad vulcanóloga reportó la víspera «dos sismos volcanotectónicos, el día de ayer a las 22.20 horas (locales), con magnitud 1,4, y el día de hoy a la 01.19 h, con magnitud de 1,82».

«Es importante destacar que hasta el momento no se ha observado ningún incremento significativo en la actividad del volcán, que pueda relacionarse con el sismo de magnitud 7,1, registrado el 19 de septiembre» con epicentro en los límites de los estados de Puebla y Morelos, precisó el Cenapred.

En las últimas dos décadas, el volcán ha sido monitoreado durante 24 horas con sismógrafos y cámaras por su proximidad a grandes centros urbanos, no obstante, sus estribaciones son un parque nacional protegido, junto con el vecino volcán Iztaccíhuatl («Mujer Dormida», en náhuatl).

Las recomendaciones incluyen mantener el radio de seguridad de 12 kilómetros alrededor del cráter, «la permanencia en esa área no está permitida».
«Considerando la remota posibilidad de un evento mayor del Popocatépetl, los efectos más serios de una erupción grande están marcados en el Mapa de Peligros Volcánicos del Popocatépetl», que ha sido publicado por el Instituto de Geofísica de la Universidad nacional Autónoma de México.

Ese mapa señala que los esos «efectos serios» se limitarían a la cercanía del volcán, sobre radios del orden de 20 a 30 kilómetros del cráter.

Ese rango es menor que la distancia a los grandes centros urbanos como la Ciudad de México, «cuyo centro se encuentra a 72 kilómetros del cráter del volcán aunque la zona conurbana está a unos 50 kilómetros), Puebla a unos 43 kilómetros, Cuernavaca a 63 kilómetros, o Tlaxcala a 53».

«Los efectos de tal evento se limitarían a los problemas derivados de lluvias de cenizas volcánicas, similares a las del 30 de junio de 1997, pero más fuertes y con una proporción mayor de cenizas más gruesas», puntualiza la alerta.

Debido a que la chimenea del coloso libera constantemente la presión del magma, el organismo gubernamental afirma que «de ninguna manera pueden esperarse efectos desastrosos como ríos de lava, grandes terremotos u otros fenómenos destructivos, como aparecen en algunas películas de ficción».

El 21 de diciembre de 1994, tras medio siglo dormido, el coloso cuya cima es cubierta de nieve en los meses de otoño e invierno boreal, registró la mayor explosión reciente que lanzó cenizas a más de 25 kilómetros de distancia, en el inicio de una larga fase eruptiva intermitente que persiste.

FOLLOW US ON:
Tembladera de patas
Luis no permitirá i
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT