HomeInternacionalWashington tiene poco que ofrecer a América Latina

Washington tiene poco que ofrecer a América Latina

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik Mundo) «Poco o nada», es lo que tiene para ofrecer EE.UU. a los países de América Latina, a pesar de haber recuperado algo de su voz en la región, especialmente en Argentina con el Gobierno de Macri, y en Brasil con la destitución de Rousseff, opina Emir Sader, columnista del diario mexicano La Jornada.

Actualmente, el mejor ejemplo de lo anterior es «la situación de los países que tienen tratados de libre comercio con Estados Unidos».

En opinión del columnista, la situación más crítica en este momento la vive México, el cual después de «más de dos décadas de intercambios privilegiados con Washington», es, actualmente, «un desastre social y político».

La misma «situación desastrosa» se ha vivido en países como «Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay, Bolivia y Ecuador». Por eso ahora, EE.UU. ha abandonado los planes anteriores, sustituyéndolo «por uno alterno al neoliberalismo».

Según el autor, en materia de inversiones, EE.UU. no tiene «nada que pueda compararse a China o a los BRICS, y su banco de desarrollo».

«El destino al que está condenado México desde hace más de dos décadas, al cual se quiere condenar a Argentina y Brasil, es el del abandono a los vaivenes del mercado internacional en crisis y de especulación financiera. En Argentina, electo el Gobierno hacia el que Washington tiene la más grande simpatía, hay fuga y no ingreso de capitales», explica el experto.

Para Sader, los países de América Latina se han desarrollado más rápidamente al alejarse de EE.UU. y dar privilegio a la integración regional.

«Sus perspectivas están en mantener esa dirección, incluido un acercamiento en la relación con los BRICS y no con retomar políticas de libre comercio vinculadas con el modelo neoliberal», enfatiza el columnista.

«Estados Unidos no puede proponer modelos alternos porque sus intereses están directamente vinculados con los del capital especulativo a escala mundial, representados por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial», escribe el autor.

Mientras tanto, la geopolítica mundial se mueve en otra dirección, siendo la alianza BRICS un referente mundial, especialmente para un continente que debe «priorizar las políticas sociales y no ajustes fiscales, que concentran renta, excluyen a los más pobres, promueven el desempleo y la pérdida del poder adquisitivo de los salarios».

«Retomar los modelos neoliberales, fracasados en los años 90 en Argentina y Brasil, significa reiniciar una recesión profunda y prolongada, ajustes sociales de exclusión social, Gobiernos autoritarios, crisis social que aísla a esos Gobiernos y moviliza a todos los sectores populares en contra de ellos», subraya Sader.

Pero, ese es exactamente el periodo en el que está entrando el continente latinoamericano «cuando Argentina y Brasil se distancian de sus aliados en los procesos de integración regional y se acercan a los modelos que han producido una profunda crisis social».

«La lucha entre la hegemonía neoliberal reforzada y la construcción de alternativas antineoliberales se reposiciona como el eje de los enfrentamientos económicos, políticos y sociales de nuestro tiempo en América Latina», concluye el experto, y «de su desenlace dependerá el futuro del continente en la primera mitad del siglo XXI».

FOLLOW US ON:
Media docena de muer
Partido de maletín
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT