HomeEditorialOpinionWilfredo Méndez: oxígeno y esperanza para los militantes y afiliados de Libre

Wilfredo Méndez: oxígeno y esperanza para los militantes y afiliados de Libre

(Por Jaime Flores) Sin linajes, sin padrinos, sin recursos económicos y a contracorriente Wilfredo Méndez conquista las bases del partido Libertad y Refundación (Libre) y oxigena a esa organización política, cuyos principios y postulados han sido olvidados por la dirigencia, convirtiéndolo en un partido de cuadros y no de masas, como fue su concepción “primigenia”, diría uno de los diputados más corruptos.

Esta desviación ideológica de la dirigencia, dueños del partido, ha decepcionado y a su vez desmovilizado a militantes y afiliados; quienes en un pasado reciente se movilizaban e “inundaban” las calles de caseríos, barrios, colonias y ciudades en defensa de una débil pero en fin institucionalidad, truncada por un artero golpe de Estado.

Hoy por hoy, militantes y afiliados, prefieren ir de paseo a las “catedrales del capitalismo”; los centros comerciales y no es porque le resten importancia a la cosa pública, es que la dirigencia fue incapaz de formular una estrategia para unirlos, los cristales de la masa, y a su vez que les diera un sentido de triunfo y de pertenencia. De marchar hasta el más tonto se aburre, menos Juan Barahona y Rafael Alegría.

La estrategia, si es que la tenían, de estos dirigentes no era el triunfo y el retorno a la institucional, sino resistir a la represión; entre más toletes, más gases y más muertos; más heroicos, vaya masoquismo; fueron incapaces, por ignorancia o por traición, de golpear al sistema en su espina dorsal.

Los militantes y los afiliados de Libre pusieron y ponen sus muertos, sus heridos, sus gaseados y toleteados; no se puede denostar el espíritu de lucha de este pueblo aguerrido. Desgraciadamente el momento histórico fue desperdiciado por una dirigencia ignara, que no supo, no quiso o no pudo interpretarlo.

Es en este contexto de decepción y hasta de desesperanza de las bases de LIBRE que Wilfredo lanza su precandidatura, convirtiéndose de entrada en una alternativa, consciente que se enfrentará no sólo al dueño del partido sino que a su círculo de poder, integrado por inservibles, algunos de ellos dinosaurios, que como fósiles su lugar es un museo de paleontología y no un partido de masas.

Wilfredo, como es su costumbre, rompe paradigmas. En Libre le informa al “dueño” del partido de sus aspiraciones, no le pide permiso mucho menos la bendición, como otros precandidatos y que por cierto sus candidaturas se desvanecieron; ya ni sus familiares se acuerdan de sus sueños presidenciales, Jorge Cálix por ejemplo.

Y tampoco es en una conferencia de prensa que le informa a las bases y a las estructuras partidarias de su precandidatura y como hombre de tierra adentro se moviliza, las visita, privilegia el contacto directo, las convence, por lo que ha logrado arraigo; no pretende ser ave migratoria como otras, que ahora sólo la hemeroteca da cuenta de su existencia.

A Wilfredo lo respalda su trayectoria y confirma que está a la altura del momento histórico y de las circunstancias; se ha forjado en la defensa de los derechos humanos y ha enfrentado con aplomo y valentía momentos muy difíciles y sólo para mencionar uno: “A mí no se me amenaza, a mí se me mata”, cuando el sicario, pistola en mano, le apuntaba al rostro, allá en las asesinadas tierras del Bajo Aguán, territorio de narco terratenientes.

Anécdotas más o anécdotas menos que podemos contar de este hombre salido de tierra adentro, en donde el corte de café y la “ayudanteada de albañilería”, eran una de sus actividades recurrentes para ganarse la vida y financiarse los estudios universitarios, los cuales coronó con el título de abogado. ¡Más pueblo imposible!
Este hombre, este novel y joven político se ha convertido en la esperanza y en la alternativa para los militantes y afiliados y seguros estamos que tendrá el loor de las masas; Wilfredo se debe al pueblo y el pueblo se merece a Wilfredo.

De entrada su candidatura no ha pasado inadvertida por nadie. Ha agitado las aguas en los diferentes partidos políticos y también a lo interno de LIBRE, al grado que el dueño del partido se vio en el imperativo de lanzar a su precandidata, nombrada de dedo, que innegable, jugó su papel y estuvo a la altura; pero por ahora rebasada por la historia y ésta ya no la absolverá.

FOLLOW US ON:
Jefa del CNA hace re
El Gobierno italiano
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT