martes, noviembre 24, 2020
Inicio Política “Zelaya sueña que ganará elecciones a Juan Orlando Hernández”  

“Zelaya sueña que ganará elecciones a Juan Orlando Hernández”  

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El expresidente Manuel Zelaya tiene nulas posibilidades de ganarle la partida a Juan Orlando Hernández en caso de seguir empecinado en reelegirse.

El pensador político Raúl Pineda Alvarado advierte al exgobernante que desista de ir a unas elecciones donde podría perder por aplastante mayoría contra un fortalecido Hernández, quien cuenta con los ingresos del Partido Nacional y una institucionalidad a su favor.

Pineda afirma que la crisis política, provocada por la Cuarta Urna que desembocó en el derrocamiento de “Mel”, se ha agravado que ha llegado al extremo que “dos personas tienen al país patas arriba”.

El exjefe de Estado, dijo en esta entrevista concedida a la periodista de ConfidencialHN, Lidieth Díaz, no tiene una maquinaria institucional a su favor y, que en la anormal alianza que tiene con el presidente Hernández, puede ser el gran perdedor y que su figura podría hacerse añicos en caso de seguir empecinado en buscar por segunda vez la titularidad del Ejecutivo.

– ¿Qué factores desencadenaron para que vivamos esta crisis política?

-Un sector considera que hubo un golpe, posición que es aceptable y no fue aprovechado por los hondureños. La defenestración de Zelaya no fue buena, ni para enorgullecerse, pero fue necesaria. En otras condiciones donde lo necesario no resulta agradable o positivo y la sociedad hondureña ha aumentado sus condiciones de crisis, crispación por las condiciones de pobreza y falta de oportunidades. Los actos de violencia no se dan por la pobreza, sino por la desesperanza de la gente.

– ¿Qué escenarios le esperan a los hondureños con el tema de la reelección?   

– En Honduras pueden pasar dos cosas: que venga una crisis de violencia y en una sociedad tan perezosa como la nuestra puede darse; luego vendrá un arreglo al que llegarán los políticos o pueden ponerse de acuerdo antes que lleguen las elecciones y que comprenda que en Honduras hay un balance peligroso de fuerzas. Nadie tiene la preeminencia a la hora de abordar temas como el de la reelección.

– ¿Quiénes son los que tienen al país en esta crisis?

-En Honduras hay dos personas que tienen a punto de tener las cosas patas arriba y ya saben quiénes son. No sé si será por amor a este país o por el deseo de tener satisfacción en algunas ambiciones y, en todo caso, la población pierde en este momento.

– ¿Cuáles son las rutas para resolver este problema?

– Hay dos rutas claras: la confrontación y sentarse a platicar como en 1985 o la siguiente que las mayorías se sienten a platicar sin llegar a hipocresías como pensar en plebiscito; si vamos a consultar al pueblo ¿para qué necesitamos líderes políticos? Sin dejar de estirar la ley hasta romperla y desprestigiar nuestras instituciones y nuestros líderes. Honduras necesita una nueva clase política y los actuales deben pensar por el bien de todos y en provecho de ellos.

– ¿Hacia dónde llevan a Honduras estos políticos que podría provocar una crisis mayor que la de 2009?   – Hay factores externos. Siento que si al señor Zelaya no se le hubiera ocurrido lo de la Cuarta Urna, que no era un proyecto inocente como ellos lo han querido ver, la situación del país sería diferente. Hubo una causa que generó problemas y fue el disparate de la Cuarta Urna que llevó al país a situaciones de mucha violencia y puso a una sociedad en una división que poco se había visto.

– ¿A quién se le puede atribuir esta crisis reeleccionista?

– Esta crisis que está por venir va a tener que arreglarse por los políticos y factores externos; el problema de Honduras es por la reelección, todo orbita en torno a la reelección. Cuando se inaugura un parque, un programa gubernamental, el control de los medios y la represión contra algunos medios tiene como origen en el continuismo que no es un proyecto que hay que atribuírselo exclusivamente al Partido Nacional, hay continuistas de diferentes signos y seguramente por unos elevados niveles de patriotismo o ambiciones que deberían ser rechazados.

– ¿Se cumplirán esas ambiciones reeleccionistas?

– Es difícil que la reelección se dé en los actuales términos porque la naturaleza de las fuerzas políticas, las llamamos a las masas críticas, que están respaldando el proyecto reeleccionista; los que están en contra son mucho más y cuando se dan estos fenómenos en los pueblos, la necesidad de sentarnos a la mesa, porque les gusta sentarse ahí o porque los pongan alrededor de esa mesa, llámese la comunidad internacional, los que ponen el dinero, la embajada de EE.UU., los militares, las iglesias, esos los van a poner a dialogar y ojalá haya transformación en el país, que incluye la posibilidad de una constituyente o la eventual continuidad del Congreso o del presidente por uno o más años, es un tema que se está comenzando a debatir como un acto de prevención a una reelección impuesta que le puede afectar al país, todo eso está en el tapete.

– ¿Qué es lo que puede pasar en Honduras con el actual ambiente?

– En Honduras puede pasar cualquier cosa, pero hay que demandar de los políticos menos ambición.

– ¿Es posible o imposible que haya reelección presidencial?

– En los términos que se está planteando como una reelección impuesta, apoyada por un grupo político y no por consenso, la veo muy difícil porque se gobierna desde afuera. No podemos tener esa visión provincial y parroquiana de creer que nuestros líderes pueden decidir el destino del país. Hoy juegan factores externos, intereses geopolíticos que de repente no quieren un mal ejemplo en Centroamérica con un presidente que se reelija por la imposición. Si hubiera consensos políticos, procesos de convergencia donde todos ganemos, podría ser.

– ¿Será la clase política o EE.UU. que defina si hay o no reelección?

-No veo posible lo que se está planteando, llegará un momento donde todos deberán sacrificar algo de su interés para que el país no caiga en el abismo en el que han caído otras naciones. En Europa han desaparecido países porque los procesos políticos cayeron en convulsión. Somos un país tan pequeño que el peso de las potencias hegemónicas es abrumador y, al final, la reelección no va a ser definida en Honduras, sino, por acción u omisión, por el gobierno de EE.UU.

– ¿Cómo será el ambiente político para 2017?  

– Siento que el otro año va a ser muy determinante porque los gobiernos en América Latina se caen hasta con un editorial del New York Times, del Washington Post o con una manifestación del secretario de Estado de EE.UU., somos democracias mixtas muy endémicas y siento que el tema de la reelección no es una cuestión que agobie a la sociedad como podría ocurrir con la violencia o la falta de oportunidades. Los políticos lo pusieron en el tapete, habrá que discutirlo. Es una democracia y se deben llegar a acuerdos. Si no los hay, habrá graves problemas.              

– ¿Por qué el presidente Hernández y el exmandatario Zelaya anhelan la reelección?

– En política no hay amigos ni enemigos, hay intereses. En este momento coinciden los intereses. Zelaya está soñando en este momento que le puede ganar una elección a Hernández producto de su personalidad megalómana y, en ese sentido, Zelaya…toda persona con un nivel de sensatez y experiencia que con las reglas actuales no tiene posibilidades de ganar las elecciones, pero está jugando a sentarse a la mesa a negociar, pero ser presidente escapa en el horizonte inmediato a las posibilidades de Manuel Zelaya que si enfrenta a Hernández, puede darle una enorme paliza electoral, no sé bajo qué condiciones, pero que le va a ganar, le va a ganar.

– ¿Ganará legalmente la reelección Hernández?

– Legalmente, sí. Lo que no sé, si será legítimamente. Una cosa es lo legal que es la declaración que hace el Tribunal Supremo Electoral; legítimo, no sabemos. Lo que sí puedo asegurar que frente a la maquinaria y los recursos del Partido Nacional, que son los ingresos de los empleados públicos, anda en 20 millones de lempiras mensuales, Zelaya no tiene ninguna posibilidad. Obviamente, acá van a haber cambios. Así como las medicinas, a Zelaya le viene su fecha de vencimiento y si no gana la próxima elección o si no hace un papel decoroso frente a un Libre muy deteriorado electoralmente, va a tener su fecha de vencimiento y van a tener que buscar un nuevo liderazgo en ese partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Notas Populares

Desempleo y pobreza preocupa a nueva directiva del Colegio de Economistas

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Helmis Cárdenas asumió este martes como nuevo presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE) y durante su juramentación reiteró que el reto más...

Suspenden de COPECO a capturados por la ATIC, en SPS (Vídeo)

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Luego de que la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) detuviese a dos empleados de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), en San...

Comentarios Recientes