Así fue el robo de dinero de Agricultura y Ganadería para financiar campañas políticas

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Dos oenegés fueron la punta de lanza para proceder al saqueo de más de 140 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) dirigida por el liberal Jacobo Regalado Weinzenblut y gran parte de los recursos fueron a parar a la campaña presidencial del Partido Nacional de Honduras en 2013.

Las mentes criminales que urdieron toda una trama para sacar los recursos mediante la supuesta prestación de servicios de las oenegés Fundación Dibattista Todos Somos Honduras cuyos directivos de “comprometieron a realizar proyectos” los cuales nunca se llevaron a la práctica y se configuraron varios delitos relacionados con corrupción.

Una investigación de Radio Globo pudo determinar que el saqueo inició el 27 de diciembre de 2011 con un cheque del Banco Central de Honduras (BCH) por un monto de 15 millones de lempiras a beneficio de Todos Somos Honduras y culminó a mediados de 2013, según constan en las libretas de ahorro de ambas organizaciones.

El fundador de las dos oenegésPietro Dibattista, es dueño de un hotel que opera en Roatán y agregado diplomático de la embajada de Francia, jamás imaginó que un grupo de personas se prestarían a inmiscuir las dos fundaciones en actos delictivos; si bien fue “exonerado” en una declaración jurada hecha por José Fernando Suárez, pero su apellido quedó marcado en los anales de la impunidad que galopa en el país.

Estos organismos no gubernamentales fueron manejados entre 2010 y 2013 por el bufete corporativo US dirigido tanto por Suárez y Jorge Alberto Izaguirre Zamora y ambas recibieron personería jurídica 1230-2006 del 14 de diciembre de 2006…y personería 1504-2010 del 16 de septiembre de 2010, las cuales suscribieron convenios con la SAG a fin de ejecutar proyectos que jamás se realizaron.

Las dos oenegés permanecieron inactivas por varios años en la Unidad de Registro y seguimiento de Asociaciones Civiles de la Secretaría de Gobernación (URSAC) y, casualmente, se reactivaron para ser incorporadas en el esquema fraudulento que usó documentación y sistemas informáticos estatales para recibir dinero estatal.

Los fondos que recibieron las fundaciones provenían desde la Secretaría de Finanzas, a través del Sistema Integrado de Administración Financiera (Siafi) y eran pagados mediante cheques de la cuenta SAG en el BCH, por lo que quedó documentado cada registro de cómo se configuró una superestructura destinada al latrocinio y raterismo a gran escala.

Por ejemplo, para Todos Somos Honduras y Dibattista se pagaron en total 143 millones 387 mil 115 lempiras, a través de transferencias que se desglosan en pagos de 15 millones el 27 de diciembre de 2011; 40 millones fueron entregados el 15 de agosto de 2012; se giraron 64 millones 381 mil 175 el 30 de abril y 29 de mayo de 2013 y nueve millones el 4 de julio de 2013, concluye un analisis que realizó en aquella ocasión Radio Tv Globo.

Los directivos de Dibattista abrieron el 3 de febrero de 2012 la cuenta 1171174142 en el banco Davivienda, con un monto inicial de cinco mil lempiras y el último saldo registrado al 7 de junio de 2013 fue de 11 millones 775 mil 858 lempiras. Todos Somos Honduras hizo lo mismo al crear la cuenta 21-434-0103968 en Banco de Occidente con una suma de cuatro millones 548 mil 792 lempiras y el último balance documentado fue de 10 millones 010 mil 129 lempiras con 95 centavos, por lo que se confirma que durante ese periodo movilizaron altísimas cantidades de dinero que les facilitó el exfuncionario a través de los convenios de cooperación.

La salida de la multimillonaria suma surgió de la firma de los convenios entre Regalado Weinzenblut y los directivos oenegeístas para, supuestamente, fomentar la agricultura para “los jóvenes rurales” que residen en las zonas aledañas a Tegucigalpa. A saber, Santa Ana, Santa Lucía, Talanga, Tatumbla, Valle de Ángeles, Maraíta, Morale, la Villa de San Francisco, Nueva Armenia, Ojojona, Orica, Reitoca y Sabanagrande.

Cada transferencia girada a las dos organizaciones se hizo bajo la figura de apoyo financiero, según el convenio que fue autorizado por el exsecretario de Agricultura. De hecho, en la investigación que realizó Radio Tv Globo en 2015 concluyó que una parte de la plata se fue al pago de tarjetas de crédito, compra de oficinas en lujosos edificios, gastos que no estaban relacionados con la función que Dibattista Todos Somos Honduras debieron hacer.

Sólo en gastos de tarjetas de crédito se erogó un millón 164 mil 813 lempiras con 94 centavos los cuales fueron girados a varios bancos y aseguradoras, cuyas cantidades oscilaron entre los tres mil y 187 mil lempiras. Asimismo, se dejó de declarar a la desaparecida Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) cuatro millones 338 mil 924 lempiras con 72 centavos, cuya responsabilidad recae en Fernando José Suárez, quien debió realizar el pago de tributos, por lo que incurrió en evasión fiscal.

Otro de los hallazgos a destacar es que se pagó a la inmobiliaria Alianza un cheque por un millón 550 lempiras y otro de 11 mil lempiras. De forma global, el desvío de dinero en estos tópicos y otros que fueron investigados llega a los  62 millones 215 mil 447 lempiras con 68 centavos.

Asimismo, las solicitudes de desembolsos de dinero se realizaron sin seguir normas administrativas, contables y de auditoría para poder justificar su uso. El presidente de Todos Somos Honduras, Jaime Suárez, pidió al tesorero Jaime Elías Martínez que le depositara a la cuenta de cheques de la fundación unos 4.5 millones de lempiras. Los documentos analizados de manera exhaustiva concluyen que ninguna de las solicitudes tiene firma, sello y copias a otros departamento para fines de transparencia.

En una solicitud hecha el 25 de abril de 2011, Suárez pidió a Martínez la autorización para la emisión de un cheque por 250 mil lempiras a nombre de Fernando Suárez “correspondiente al pago de costos indirectos utilizados para cubrir los costos administrativos generales de la fundación, en base a lo estipulado a la negociación, no será necesario presentar ninguna factura de soporte debido a que se realizó a suma alzada”. A grandes rasgos, fluyó el dinero a raudales sin que se documentaran los soportes requeridos.

Respecto a Todos Somos Honduras recibieron un estimado de 98 millones 202 mil 580 lempiras, los cuales fueron depositados en varias gestiones realizadas a través de Siafi cuyos montos oscilaron entre los 119 mil y tres millones.

En conclusión, el dinero fue desviado para la campaña de la actual formación política en el gobierno, se incurrió en dilapidación de capitales que debieron ser para el fortalecimiento de la agricultura y ganadería en Honduras. Por estos antecedentes, la Misión Anticorrupción de la OEA para Honduras (MACCIH) y la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y Corrupción (UFECIC) solicitaron que se libren las órdenes de captura contra quienes drenaron recursos aportados por los contribuyentes vía impuestos.

Según la MACCIH, la firma de siete convenios, una adenda y un desembolso duplicado asciende a una suma total de 282 millones 016 mil 175 lempiras exactos.

Un documento judicial que obtuvo ConfidencialHN señala que Jacobo Regalado Weinzenblut incurrió en abuso de autoridad, fraude, malversación de caudales públicos y falsificación de documentos públicos, según el expediente 0801-2018-0013 que ya tiene en sus manos la jueza anticorrupción Águeda Isabel Canelo Portillo.

Junto al exsecretario de Agricultura fueron imputados Fernando Josué Suárez Ramírez, Jaime Antonio Suárez, Alba Luz Ramírez Hernández, Jorge Alberto Izaguirre Zamora, Laura Aide Arita Palma, Luis Fernando Urrutia Ramírez y otros, por lo que tendrán que someterse ante la jueza anticorrupción para afrontar la acusación.

About the author

Related

JOIN THE DISCUSSION