HomeExclusivas

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El Partido Nacional de Honduras reintegró en 2016 más de tres millones de lempiras, de origen no esclarecido, al Estado de Honduras por haber recibido fondos que fueron robados al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), por lo que se evidencia que tanto JOH como la entidad política tuvieron participación en el ilícito denunciado en 2015 por el director de Radio Globo y ConfidencialHN, David Romero.

Un cheque de caja no negociable (que no puede ser utilizado por terceros), con registro 24599, del 2 de abril de 2016, evidencia que el partido oficialista, presidido en aquella ocasión por Gladis Aurora López, constata que se entregó a la Procuraduría General de la República (PGR) un total de tres millones 141 mil 625 lempiras, como una forma de conciliación para evitar una futura persecución penal que pudiera alcanzar a quienes dirigían el nacionalismo y a la comisión de campaña que canalizó los fondos para financiar la campaña política que llevó al primer triunfo de Juan Orlando Hernández.

El Partido Nacional buscaba en aquella ocasión descongelar dos cuentas bancarias, según consta el expediente judicial 072-2014 que está en poder de un juzgado de privación de dominio de bienes de origen ilícito; al respecto, la representante de la PGR, Lesly Patricia Pineda Castillo, presentó un escrito para lograr una conciliación entre las partes en torno al ilícito y que el mismo «una garantía para el Estado de Honduras».

Sin embargo, López no ha dado una explicación del porqué se tomó la decisión de comprar un cheque de caja, a pesar de que se pudo utilizar las cuentas que administran, ni de dónde obtuvieron el dinero para realizar la conciliación.

El Ministerio Público, a través de la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) también se llamó al silencio, a pesar de tener pruebas concluyentes que apuntaban hacia la comisión de campaña del nacionalismo; no hay un informe que explique si el juzgado que conoció la causa estuvo de acuerdo que se celebrara la conciliación y si hubo requisitos para que se concretara el proceso.

Cabe recordar que esta conciliación se realizó cinco meses antes que la extinta MACCIH y la PGR acordaran que no habrían más conciliaciones por casos de corrupción; el exjefe del organismo adscrito a la OEA dijo en esa ocasión que ya no había posibilidad de recurrir a este mecanismo, luego que la justicia determinara dejar en libertad al periodista deportivo Henry Gómez, acusado de haber lavado activos en el contexto del megafraude contra el IHSS.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo admitió en una entrevista efectuada en mayo de 2015, semanas después que el director de Radio Globo, David Romero, revelara cheques que fueron a parar al Partido Nacional proveniente de empresas de fachada utilizada por operadores del saqueo contra el organismo de seguridad social.

En aquel momento dijo a un grupo de periodistas que «mi partido me ha informado que la suma es por unos 147.783 dólares… Fueron 10 cheques, pero yo no tengo nada que ver con la corrupción en el IHSS».

Aprovechó para decir a la dirigencia de su partido a «devolver cuanto antes los fondos que recibió del desfalco de la seguridad social. Los cheques fueron aportados al Partido Nacional por ciertos empresarios, los que son responsables de la situación, no mi partido».

«Aquí nadie ha comprado impunidad. Por eso, he pedido al Ministerio Público y a los jueces que no les tiemble la mano para aplicar la ley», exhortó Hernández y añadió que «al igual que todos, nosotros estamos indignados y que se llegue hasta las últimas consecuencias».

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La sustracción de dinero del programa Crédito Solidario no podría ser exitosa si no hubiera participado un grupo de mujeres que a la postre convirtieron esta trama corrupta en una versión a la hondureña del culebrón colombiano Las muñecas de la mafia, aunque esta última dejaba en evidencia cómo varias chicas coquetearon con la delincuencia organizada.

En tanto, las parientes de los empleados de tercera y cuarta categoría ayudaron a movilizar dinero que jamás fue devuelto y cuyo paradero, al cierre de esta investigación, sigue sin esclarecerse.

Los documentos que obtuvieron Radio Globo ConfidencialHN en la dependencia estatal que dirige Gunther Laínez, apuntan que las mujeres, en su mayoría cónyuges, amantes, madres, primas y hermanas fueron utilizadas como supuestas beneficiarias de créditos que tenían finalidad el fortalecimiento de pequeños negocios y el emprendedurismo para sacarlas de la pobreza, pero eso jamás ocurrió.

La documentación que sigue surgiendo desde Crédito Solidario, adscrita a Senprende, es similar a las otras entregas elaboradas por los equipos de investigación de ambos medios, en el sentido que se repiten los mismos patrones con el que se obtuvieron préstamos que no cumplían los requisitos de elegibilidad, tales como domicilio físico, garantías prendarias y fiduciarias, lo que evidencia que hubo contubernio desde la dirección, pasando por los mandos intermedios y finalizando en los bajos, pues hubo una conspiración para apropiarse del dinero público y donaciones de organismos internacionales.

En los papeles que tienen en su manos ambos medios apuntan que los analistas de crédito pasaron por alto los perfiles requeridos por el programa estatal, por lo que se desvió el dinero hacia cuentas particulares; la mora se incrementó en, al menos un 80 por ciento, ya que la mayoría de los datos precisan que no fue cancelado en su totalidad.

Se reafirma que los digitadores aplicaban una dirección genérica para simular transparencia, pero al momento que los supervisores iban a constatar la existencia de los negocios nunca podían encontrarlo. Solo se refiere la colonia Rivas, situada a inmediaciones del aeropuerto Toncontín, cuya casa que está en las cercanías de una farmacia y tienda de motocicletas.

En un ejemplo de cómo se buscó engañar a los auditores se puede constatar en el préstamo 0012347936, asignado al grupo Muñecas Trabajadoras, a quien se le prestó 10 mil lempiras, pero nunca se pudo determinar su domicilio; su dirección física Col. Rivas, calle principal, bloque 21, entre Farmacia Simán y Moto Mundo, costado norte al par de Chico Lara (sic.). 

Otro caso que evidencia la fuga de capitales, es el préstamo 201-470-80386481, entregado a un cliente fantasma, con domicilio ficticio, gestionado y supervisado por Olman Andino y Donald Castellanos, con un monto autorizado de 90 mil lempiras, quedó con una mora de 60 mil 827 lempiras y que jamás se pudo dar con la dirección aportada por el cliente, de quien se desconoce su nombre.

Se suponía que ese dinero era para el funcionamiento de pulpería, pero nunca entró en operación, no hay evidencias documentales que precisen si requirió de asesoría técnica por empleados de Senprende, qué requisitos cumplió o no el beneficiario, en qué zona debía operar, los papeles a presentar como miembro de las pymes y los plazos fijados para honrar la deuda.

En estos, y muchos casos demostrativos de corrupción y lavado de dinero, se confirma que una parte del sistema cooperativo y la banca pública, en este caso Banadesa, fueron utilizadas como intermediarias para beneficiar a unos cuantos, aunque no se ha determinado con precisión cuál es el paradero de estos recursos.

GUNTHER LAÍNEZ CHANTAJEA A EMPLEADOS. Estas revelaciones han desatado la ira de Laínez, quien está amenazando a los empleados de Crédito Solidario con enviarlos a audiencias de descargo si no revelan el nombre de los informantes que, según él, han proporcionado muchos datos a los equipos de investigación de Radio Globo y ConfidencialHN y que su cabeza podría rodar por órdenes directas de Juan Orlando Hernández.

El principal temor del jefe de esa oficina es que está en la mira de la Unidad Fiscal Especializada en Redes de Corrupción (Uferco), en el sentido que los fiscales ya emprendieron sendas líneas de investigación que podrían terminar en una inminente persecución penal en su contra; también abarcaría a otros exempleados que cuentan con demasiada información que colocaría en la cárcel al también subsecretario de Desarrollo Económico.

De hecho, cabe recordar que Donald Alexis Castellanos González, Wilmer Loel Ramírez Palma y Jhonny Josué Pineda García fueron los principales operadores en esta trama y utilizaron a Elisa Erminia González y Carla Jacqueline Flores Sierra como las supuestas titulares de los préstamos.

Los sindicados fueron despedidos por sus superiores a fin de evitar más escándalos, mientras que otros renunciaron por temor a ser descubiertos en las auditorías que ya fueron ordenadas por el director de Senprende Luis Colindres, quien en su momento emplazó a Laínez para que respondiera por las irregularidades que existen en Crédito Solidario.

Se pudieron recopilar datos que sostienen que tanto Castellanos González y Pineda García fueron requeridos hace varias semanas por funcionarios de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), quienes pretendieron chantajearlos en caso que si no devolvían los expedientes, serían arrestados.

Lo que no contaban los agentes es que ambos amenazaron con hacer públicos los documentos, por lo que optaron por marcharse y desestimar cualquier acto coercitivo a futuro.

También se supo que hubo reuniones de los gerentes de esta entidad para tapar estos escándalos y buscar una solución a los expedientes que debieron ser creados como respaldo del dinero que se entregó sin los mínimos controles.

Esos movimientos atípicos de capital hicieron levantar las sospechas en los auditores sobre la forma cómo se movilizaron los recursos a aquellos que tenían conflictos de intereses o, en el peor de los casos, que fueran usados para ser blanqueados y borrar cualquier huella que comprometiera el fin último de Senprende que es beneficiar a la micro, pequeña y mediana empresa.

LAS BICITAMALES «NO SIRVEN PARA NADA». Radio Globo ConfidencialHN tienen en su poder una enérgica queja firmada por Doris Noemí Zerón Osorto, una de las beneficiarias de Credibici, quien mandó a decir a los oficiales de cobros de Crédito Solidario que no va a pagar por un producto que no le ha servido para nada.

En la carta, la afectada denunció que «el lunes 16 de abril se quebró el tubo que había sido soldado, quedó zafado junto con la llanta… Por lo tanto la Bici Tamales no sirve para nada. Ya no voy a hablar con Envirofit (empresa fabricante del cuestionado producto) ni con Fundeimh, quienes hicieron que este proyecto se hiciera realidad, pero ahora solo me dicen que yo sabía del mantenimiento por un año ya se venció y que me tocará seguir pagando».

«Yo les contesto que no voy a seguir pagando algo que no lo tengo en uso porque no me sirve», sostuvo la afectada.

Asimismo, añadió en su misiva que «si me hubieran dicho que la duración era por un año, se lo aseguro que no hubiera aceptado la Bici Tamales, hay una gran diferencia que hay mantenimiento por un año, a que la vida útil era de un año», por lo que terminó pidiendo que se le dé otra o que se le devuelva el dinero que ha aportado de sus ahorros.

«Aunque haya hecho un acuerdo con la (cooperativa) Chorotega, eso no les garantiza a ustedes que yo pagaré algo que no sirve», sentencia Zerón Osorto.

En su momento Radio Globo ConfidencialHN lograron ubicar a otra dama que pidió no ser identificada por temor a ser acosada por los ejecutivos de Crédito Solidario, ya que aún debe una fuerte suma de dinero por la bicicleta convertida en carrito que apenas le duró cuatro meses, porque la estructura metálica se pudrió.

«Ahora se burlan de mí -dijo a uno de los periodistas que la abordó- porque saqué un préstamo con Crédito Solidario para mi propio negocio y resulta que la bicicleta me duró cuatro meses. Me están cobrando lo debo y no tengo cómo hacerle frente a esa deuda por lo que volví a vender tamales».

De hecho, la perjudicada decidió guardar el aparato modificado dentro de la modesta casa que reside porque ya no tiene ninguna función y ahora pasa en una en una de las calles de la populosa colonia vendiendo los nacatamales. «Y lo peor es que esta desgracia me ocurrió en plena pandemia. No he podido hacer lo suficiente para pagar el agua, la luz y comida», lamentó la señora.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Tercera parte) En este proceso de saqueo de capitales del programa Crédito Solidario, se montó un esquema semejante al pitufeo o lavado de dinero a pequeña escala, al hacer aparentar que se constituyeron negocios legítimos como pulperías, barberías, salones de belleza, venta de golosinas y todo aquel que pudiera pasar desapercibido a los ojos de los organismos contralores y de investigación.

Se pudo determinar que las cantidades drenadas por analistas y supervisores de crédito, en connivencia con las autoridades, iban desde los cinco mil hasta los 170 mil lempiras, que nunca llegaron a sus destinos y quedaron cuentas sin cobrar por cifras incuantificadas, por lo que podrían abarcar miles de líneas de préstamos que fueron desviadas a cuentas particulares; una parte de los casos, de acuerdo a las muestras tomadas, los sindicados recurrieron a familiares o allegados para aparentar legitimidad en negocios ficticios.

Para hacer realidad esta trama, los hechores se aprovecharon del sistema cooperativo nacional para agenciarse desembolsos, mediante órdenes de crédito que no cumplían los requisitos exigidos para que los beneficiarios pudieran hacer realidad su sueño de ser emprendedores, de acuerdo a los documentos que pudieron ser obtenidos desde las entrañas del organismo que dirige el subsecretario de Desarrollo Económico Gunther Laínez.

Los investigadores de Radio GloboConfidencialHN hallaron otras líneas crediticias que fueron gestionados hace unos cuatro años por exempleados del brazo financiero del Ejecutivo nacionalista de Juan Orlando Hernández; resulta hasta misterioso que solamente personal de segunda o tercera categoría estén implicados en el pitufeo, lo que sugiere que no actuaron al libre albedrío; habrían recibido órdenes superiores para que gestionaran y aprobaran préstamos, los cuales no contaban con las garantías fiduciarias y prendarias que pudieran cubrir los montos que no fueran pagados por los prestatarios.

En el proceso de movimiento de capitales, algunos préstamos fueron pagados para fingir normalidad y otros quedaron con elevadas moras que hasta la fecha no han podido ser recuperadas, mucho menos se contaba con las garantías que pudieran satisfacer el monto que se dejó perder, por lo que el dinero se esfumó en el camino hacia el presunto destinatario, mientras que en papeles se hacía constar que el establecimiento sí estaba operando, aunque nadie ha sabido explicar cuál es el domicilio.

PITUFEO A GRAN ESCALA. Un caso demostrativo de estos ilícitos apunta hacia el asesor técnico Wilmer Loel Ramírez Palma, quien comenzó entregando desde 2016 montos de cinco mil lempiras, a sabiendas de que las normas de Crédito Solidario impiden que se constituyan grupos de parientes que reciban dinero público para emprendedurismo. Los informes analizados por los investigadores de Radio GloboConfidencialHN confirman que Ramírez entregó una suma de dinero a su exmujer, un excuñado y un pariente político, cuyos apellidos son Silva Bueso, titulares del crédito 00132307287, que llegan abarcar incluso a la jefa de hogar y hacer creer a los analistas que cumplían con los requisitos para instalar un pequeño negocio.

En un cruce de información basado en esta línea de crédito más testimonios que pudieron recabar ambos medios dentro del programa estatal, señalan que Ramírez Palma dio 80 mil lempiras a una persona identificada en los documentos como Armantina Bueso Castro, quien iba a instalar una pulpería en una colonia ubicada al sur de la capital. Como en los demás casos abordados, nunca se pudo encontrar la dirección física del negocio, tampoco tenía avales solidarios y la garantía presentada apenas dice Credipulpería que ofrecido por una cooperativa de ahorro y crédito.

Una de las fuentes de Crédito Solidario explicaron que una de los Bueso canceló la deuda, pero los otros parientes tienen una mora siete mil 789 lempiras; en tanto, una familiar quedó con una deuda de ocho mil 127 lempiras con 57 centavos, lo que consideró como un «acto de corrupción y abuso de autoridad». En apariencia, Ramírez habría traficado con influencias para mover dinero hacia sus familiares, no obstante, este conflicto de intereses se tornó un denominador común en la institución que se deriva en una clara acción de pitufeo.

Los documentos que llegaron a las manos de los equipos de ambos medios destaca que algunos préstamos, como el 201-470-80386481, fueron entregados a clientes fantasma, con domicilio ficticio, que fueron gestionados y supervisados por Olman Andino y Donald Castellanos, con un monto autorizado de 90 mil lempiras, que quedó con una mora de 60 mil 827 lempiras y que jamás se pudo dar con la dirección aportada por el cliente, de quien se desconoce su nombre.

Se suponía que ese dinero era para el funcionamiento pulpería, pero nunca entró en operación, pues no hay evidencias documentales que precisen si requirió de asesoría técnica por empleados de Semprende, qué requisitos cumplió o no el beneficiario, en qué zona debía operar, los papeles a presentar como miembro de las pymes y los plazos fijados para honrar la deuda.

En conclusión, se conformó un patrón de pitufeo basado en transacciones financieras como transferencias y desembolsos hacia beneficiarios que solo pagaron una parte y el resto quedó en mora, a fin de no despertar alarmas en Unidad de Información Financiera de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) y que ala postre se elaboraran sendos informes al Ministerio Público que concluyeran en requerimientos fiscales.

Otro descubrimiento precisa que los digitadores aplicaron una dirección genérica para simular transparencia, pero al momento de que los supervisores iban a constatar la existencia de los negocios nunca podían encontrarlo. Solo se refiere la colonia Rivas, situada a inmediaciones del aeropuerto Toncontín, mientras que la vivienda tiene la numeración 1321 y que está en las cercanías de una farmacia y tienda de motocicletas.

ACTIVISTAS SIN FORMACIÓN FUERON COLOCADOS EN CRÉDITO SOLIDARIO. El único título que requiere el personal ejecutivo que labora para Crédito Solidario es ser activista del Partido Nacional, carecer de formación superior en banca y finanzas y actuar contra las normas éticas que rigen esta entidad que fue supuestamente creada para beneficiar a los segmentos más deprimidos de la sociedad.

Se pone al descubierto cómo este grupo de hombres y mujeres ponen de gala su incapacidad para poder asistir a aquellas personas que, según Juan Orlando Hernández, deberían ser prioridad de su segundo mandato para sacarlos de la pobreza, pero se favorecen a ellos mismos al otorgarse préstamos sin cumplir un perfil específico.

Resulta que la mayoría de los trabajadores y ejecutivos tienen nexos con algunos dirigentes y reconocidos activistas del régimen nacionalista, como Ebal Díaz y David Chávez, requisito obligatorio para poder enrolarse en la función pública y cuyo papel no terminó favoreciendo a quienes debían servir en su debido momento.

Los equipos de investigación de Radio Globo y ConfidencialHN lograron obtener identidades de mujeres y hombres que han estado incurriendo en ilícitos, a vista y paciencia de sus autoridades quienes tratan de evadir cualquier crítica al decir que no tenían conocimiento.

En esos cargos fueron nombrados sujetos como Mauro Antonio Pavón -señalado de robar insumos en Semprende-, Karina Núñez -acusada de otorgar créditos a familiares-, Fausto Flores, quienes tienen el mérito de ser furibundos simpatizantes del partido de la estrella solitaria, según quejas que interpusieron una parte de los empleados a los periodistas de los dos medios de comunicación.