HomeInternacional

LA PAZ, BOLIVIA

(Sputnik) El candidato Luis Arce del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido del expresidente Evo Morales, ganó en primera vuelta la elección presidencial en Bolivia, con 52,4% de los votos válidos, proyectaron dos cadenas de televisión, en base a una encuesta en boca de urna.

Arce sacó más de 20 puntos porcentuales de diferencia al segundo más votado, el expresidente neoliberal Carlos Mesa, quien llegaba al 31,5%, en tanto que el exlíder cívico Luis Fernando Camacho se ubicada en un lejano tercer puesto con 14,1%, según el sondeo hecho por la firma privada Ciesmori.

«Se trata de un resultado extraordinario para el MAS, menos de un año después de haber sido echado del poder por un supuesto fraude electoral», dijo la politóloga Susana Bejarano a la cadena de televisión Unitel.

La proyección extraoficial ponía fin a la incertidumbre que había cundido en Bolivia tras una pacífica jornada de votación, por la falta de resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral y la extrema lentitud del cómputo oficial que hasta la medianoche había cubierto apenas el 3% de las mesas de sufragio.

«Pedimos disculpas por la tardanza en la publicación de este resultado, podemos decir que ahora sí hemos completado el 95% del recuento de nuestra muestra que nos exige la ley como nivel de confiabilidad», dijo el director de Ciesmori, José Luis Gálvez.

El sondeo en boca de urna, que hasta la madrugada del lunes 19 era la única referencia sobre el resultado electoral daba victoria al candidato del MAS en cinco de los nueve departamentos, lo cual le aseguraría mayorías en las dos cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

«Empieza otro país, y la esperanza es que nos volvamos a juntar todos los bolivianos. Vamos a ver si este nuevo MAS es capaz de unir al país», dijo el exalcalde de La Paz Ronald MacLean, actualmente docente en universidades estadounidenses y consultor político.

La presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Añez, felicita en Twitter a candidato del MAS por victoria en elecciones.

Unos siete millones de bolivianos estaban habilitados para votar.

 

SANTIAGO DE CHILE, CHILE

(Sputnik)  La Iglesia de la Asunción de Santiago de Chile terminó destruida por un incendio tras una manifestación en la capital.

«Un incendio consumió la Iglesia de la Asunción de Santiago tras manifestación en el centro de la capital», informó la radio BioBio.

El incendio produjo el derrumbe del campanario del edificio, y posteriormente consumió también la nave, sin dejar personas lesionadas.

Más de 7 compañías de bomberos de la capital trabajaron para controlar el siniestro.

La policía tomó 5 personas detenidas por su presunta participación en el hecho.

El siniestro se produjo en el marco del primer aniversario del denominado «estallido social», una serie de manifestaciones ciudadanas para protestar contra el sistema neoliberal y contra el Gobierno del presidente Sebastián Piñera.

MOSCÚ, RUSIA

(Sputnik) Rusia dará una respuesta adecuada al despliegue por Estados Unidos de misiles de alcance medio y más corto en Asia-Pacífico, declaró el embajador ruso en EEUU, Anatoli Antónov.

«Ayer volvieron a confirmarlo [el despliegue de misiles] y claro que Rusia responderá adecuadamente», dijo Antónov en una entrevista con el Canal 1 de la televisión rusa.

El diplomático explicó que si esos misiles llegan a ser desplegados en la zona de Asia-Pacífico podrán alcanzar el territorio de Rusia, y además, su alcance «afecta los objetivos de disuasión nuclear táctica de Rusia».

También recordó que en febrero de 2019 Rusia se comprometió a no desplegar misiles de alcance medio y más corto mientras no lo haga EEUU en tal o cual región.

El enviado especial de EEUU para el control de armas, Marshall Billingslea, había declarado al medio japonés Nikkei que Washington debatirá con algunos de los países de Asia sobre el fortalecimiento de las medidas de defensa de los aliados ante la creciente amenaza por parte de China, incluida la posibilidad de despliegue de misiles de alcance medio y más corto con lanzamiento desde tierra.

Rusia en vano intenta convencer a los políticos en Estados Unidos de la necesidad del diálogo y no de la carrera armamentista, declaró Antónov.

«Hasta ahora resultan vanos los intentos de Rusia de convencer por lo menos a los políticos estadounidenses clave —los que responden por el control de armamento— de la necesidad del diálogo», dijo.

El embajador afirmó que Estados Unidos y Rusia se van acercando cada vez más a la carrera armamentista.

Según comentó el Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de extender incondicionalmente por un año el tratado START III sin congelar el número de ojivas nucleares, no es la solución del problema.

O’Brien dijo confiar en que Rusia revise su postura antes de que «comience la costosa carrera armamentista».

Mediante el Nuevo Tratado START, conocido también como START III, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

Suscrito en 2010, el acuerdo entró en vigor en 2011 por un periodo de diez años, prorrogable por cinco años. Si no se renueva, expirará en febrero próximo.

Las conversaciones ruso-estadounidenses para extender el tratado se han atascado debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas.