HomeInternacional (Page 5)

MOSCÚ, RUSIA

(Sputnik) El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró en las redes sociales que Washington reconoce en calidad de organización terrorista el movimiento de izquierda Antifa.

«EEUU reconoce a Antifa como una organización terrorista», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Los medios estadounidenses informaron que el mandatario acusó al movimiento de estar detrás de las protestas en el país norteamericano, y anunció que no permitiría la «anarquía».

Por su parte el secretario de Justicia de EEUU, William Barr, anunció que los encargados de investigar la violencia perpetrada por los miembros de Antifa serán las unidades antiterroristas del FBI.

«Para identificar a los organizadores e instigadores criminales, y para coordinar los recursos federales con nuestros socios estatales y locales, la policía federal está utilizando nuestra red existente de 56 grupos de trabajo conjuntos regionales del FBI», dijo Barr en un comunicado.

El funcionario destacó que «la violencia instigada y llevada a cabo por Antifa y otros grupos similares durante los disturbios representa un hecho de terrorismo doméstico y será tratado como tal».

«Las agencias federales de la policía utilizarán una red existente de 56 grupos de trabajo regionales contra el terrorismo para identificar a los organizadores e instigadores criminales y para coordinar los recursos federales con nuestros socios estatales y locales», En EEUU se desencadenaron manifestaciones masivas después de que un vídeo del arresto del ciudadano George Floyd, que tuvo lugar el lunes pasado, se volviera viral en las redes.

Las imágenes muestran a un oficial de policía blanco que sujeta a Floyd, de origen afroamericano, en el suelo con la rodilla en el cuello durante varios minutos.

Floyd repetidamente le dice al oficial de policía que no puede respirar hasta que queda inconsciente; el hombre murió en un hospital local poco después.

A raíz de su muerte, en las ciudades de Minneapolis, St. Paul y otras comunidades circundantes, así como en otras localidades de Estados Unidos tuvieron lugar movilizaciones masivas.

Los Ángeles, Filadelfia, Atlanta y otras urbes decretaron el toque de queda por las protestas.

MOSCÚ, RUSIA

(Sputnik) Las fuerzas gubernamentales de Estados Unidos detuvieron a casi 1.400 manifestantes en 17 ciudades del país por protestar por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, informa la agencia AP.

Según precisó el medio, la Policía detuvo al menos a 1.383 personas desde el 28 de mayo cuando estallaron las protestas por todo el país. La agencia cree que el número real de detenidos puede ser mayor.

Además, un manifestante murió y al menos otros dos resultaron heridas por un tiroteo en la ciudad estadounidense de Indianápolis (estado de Indiana), informó el periódico Indy Star.

«Una persona fue asesinada el sábado [el 30 de mayo] y al menos otras dos resultaron heridas por disparos durante la segunda noche de protestas en el centro de Indianápolis», aseguró el periódico, citando al jefe de policía de la ciudad, Randal Taylor.

La Policía no dio más detalles pero se apresuró a negar la implicación de sus agentes en los sucesos.

Las manifestaciones derivaron en disturbios con ataques a los agentes de policía y edificios administrativos y luego se produjeron disparos, afirma el diario.

Este no es el primer informe de muertes en las protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos. En particular, trascendió que un agente federal murió baleado durante manifestaciones en Oakland (estado de California), mientras que en Detroit (Míchigan), un joven de 19 años falleció después de que un hombre desconocido abriera fuego desde su vehículo contra una multitud de manifestantes.

Las movilizaciones se desencadenaron después de que el vídeo del arresto de George Floyd, ocurrido el 25 de mayo, se volviera viral.

Las imágenes muestran a un oficial de Policía blanco que sujeta a Floyd en el suelo con la rodilla en el cuello durante varios minutos.

Floyd repetidamente le dice al oficial de policía que no puede respirar hasta que queda inconsciente; murió en un hospital local poco después.

A raíz de su muerte, las manifestaciones se desataron en las ciudades de Minneapolis, St. Paul y otras comunidades circundantes, así como en otras localidades de Estados Unidos.

Las autoridades de Los Ángeles, Filadelfia y Atlanta decretaron el toque de queda por las protestas.

MOSCÚ, RUSIA

(Sputnik) Las autoridades de las ciudades estadounidenses de Los Ángeles, Filadelfia y Atlanta decretaron un toque de queda por los desórdenes que se desataron tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd, asfixiado por un policía el 25 de mayo en Minneapolis.

«Siempre vamos a proteger la libertad de expresión y el derecho de la población de Los Ángeles a vivir sin miedo a la violencia y el vandalismo. Para aumentar la seguridad de los manifestantes, las fuerzas del orden y todos los habitantes de Los Ángeles decretamos un toque de queda desde las 20.00 hasta las 5.00 (desde las 3.00 hasta las 12.00 GMT)», publicó el alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, en su cuenta en Twitter.

Según la cadena ABC, la policía usa gas lacrimógeno y dispara balas de goma contra los participantes de las protestas.

También se reportaron heridos entre los agentes de las fuerzas del orden.

La policía de Filadelfia informó que «el alcalde decretó un toque de queda obligatorio en la ciudad desde las 20.00 hoy hasta las 6.00 mañana (desde las 00.00 hasta las 10.00 GMT el 31 de mayo)».

Se señala que podrán salir a la calle solo las personas que ejercen funciones esenciales.

El toque de queda también se declaró en Atlanta y muchas otras ciudades, incluyendo Minneapolis, Denver, Louisville y Portland.

Violentas protestas se desataron luego de la muerte de George Floyd, un ciudadano afroamericano de 46 años, a manos de la policía, en un episodio que fue filmado y rápidamente se volvió viral.

Las imágenes muestran a un oficial de policía blanco que sujeta a Floyd en el suelo con la rodilla en el cuello durante varios minutos.

Floyd repetidamente le dice al oficial de policía que no puede respirar hasta que queda inconsciente; murió en un hospital local poco después.

El alcalde de Minneapolis dijo que los cuatro policías involucrados en el arresto fueron despedidos y pidió imputar al oficial que asfixió a Floyd.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó al Buró Federal de Investigaciones (FBI) y al Departamento de Justicia que investigaran el incidente, y aseguró que se hará justicia.

Confidencial HN