25.3 C
Tegucigalpa
sábado, junio 15, 2024
spot_img

Codeh visita comunidades mineras de Tocoa y se solidariza por muertes violentas contra sus habitantes

spot_img
spot_img

::: El titular del Codeh, Hugo Maldonado, dijo que «nadie merece ser asesinado por querer el desarrollo para sus comunidades», en alusión a las 10 personas ultimadas por apoyar un proyecto minero en la zona :::

TOCOA, COLÓN.

Más de 400 personas de las comunidades mineras de montaña en Tocoa, recibieron a Hugo Maldonado, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), quien visitó la zona para solidarizarse y mostrar su apoyo a la lucha pacífica de los pobladores en favor de la paz, el desarrollo y trabajo.

Los habitantes de las comunidades calificaron el encuentro como histórico, ya que este es el primer ente de derechos humanos en visitar esas comunidades de montaña y hablar con la gente del lugar, que pide que se garanticen sus derechos fundamentales al trabajo, educación, seguridad y salud y claman que no los sigan amenazando y asesinando por apoyar un proyecto de minería de la empresa Inversiones Los Pinares, que actualmente brinda más de 800 trabajos en la zona y una vez en operaciones ofrecerá más de 3,000 plazas laborales.

«He venido a solidarizarme con las comunidades y ofrecer mi respaldo para que se respeten sus derechos humanos. Nadie tiene que ser asesinado por querer el desarrollo para sus comunidades», condenó Maldonado, en alusión a las 10 personas ultimadas por apoyar el proyecto en esa zona.

El encuentro tuvo lugar en la comunidad de montaña San José de García, donde se presentaron los líderes de todas las comunidades del sector, cientos de familias y los representantes del Comité por la Paz y el Desarrollo de Tocoa (Copade), que fue conformado por las mismas comunidades a inicio del año.

Hugo Maldonado aseguró que «venimos a solidarizarnos con este sector, porque las muertes violentas que han pasado son injustas. No más muertes, no más familias enlutadas, no más niños quedando sin sus padres. Por buscar el desarrollo de las comunidades no podemos seguir teniendo más muertes violentas. Lamentablemente debo señalar que la violencia y la criminalización está matando a cientos de hondureños. Me solidarizo con ustedes, porque los de abajo en la ciudad se creen dueños de los de arriba en la montaña, pero no es así, su voluntad se debe respetar».

Los pobladores expresaron que han hecho varias invitaciones a diversos organismos como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), los representantes de las Embajadas de la Unión Europea, Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno de Honduras, entre otros, pero que hasta ahora no han llegado a las olvidadas comunidades.

«Hemos sido ignorados por muchos años por todos, tanto autoridades como organismos de Derechos Humanos y luego ellos hablan de nuestras comunidades que ni conocen. Hoy sentimos esperanza y apoyo con la visita de Hugo Maldonado. Le estamos agradecidos», expresó Julio César Hernández, defensor de Derechos Humanos, presidente de la Federación de Patronatos de la zona de montaña de Tocoa y presidente del Copade.

Hernández enfatizó que son comunidades pacíficas que solo buscan un presente y futuro mejor.

«Grupos que aseguran defender el medio ambiente jamás han venido a estas zonas a apoyarnos, no conocen en realidad lo que vivimos y necesitamos y por eso les pedimos a las instituciones de derechos humanos que vengan y conozcan la realidad de los que en verdad vivimos aquí», aseveró el líder comunitario.

Fredy Ávila, presidente de la Asociación de Ganaderos del sector montaña de Tocoa, mencionó que la visita del Codeh a sus comunidades también es un impulso al desarrollo, porque respalda y solidariza la lucha pacífica que tienen.

«Tenemos años de pedir ayuda y nadie nos apoyó, solo la empresa Los Pinares lo hizo y tomó acción. Tenemos proyectos ya firmados en convenios con ellos y varios ya se cumplieron. Deseábamos que un organismo nos viniera a ver y es una bendición que haya sucedido. Esperamos que vengan más. Agradecemos la gran apertura del Codeh con Hugo Maldonado para escucharnos», afirmó Ávila.

SOLIDARIDAD

El presidente del Codeh, Hugo Maldonado, tomó la palabra durante el evento para manifestar frente a los más de 400 asistentes a la reunión su solidaridad y respaldo a las comunidades

«Me he sentido muy acogido por todos los habitantes de estas comunidades. Queremos decirles que no están en el olvido», expresó.

El defensor de derechos humanos lamentó que, hasta la fecha, se haya ignorado la petición de los pobladores que exigen justicia por la muerte de 10 de sus familiares por ser trabajadores de la minería.

«Necesitamos paz y justicia dentro de las comunidades, porque 10 muertes violentas dentro de los compañeros que han estado haciendo sus esfuerzos y trabajo para poder sostener a sus familias me parece injusto que estén en la impunidad. Como defensores de derechos humanos queremos traer paz y tranquilidad y poder canalizar otros aspectos que puedan fortalecer el desarrollo de las comunidades», explicó.

«El Codeh ha visitado diversos lugares en todo el país que han requerido nuestro apoyo y me parece que visitar estas comunidades es justo y necesario sin necesidad de estar a favor o en contra de ningún sector en particular», añadió.

PIDEN PAZ Y DESARROLLO

En Tocoa las comunidades San José de García, La Laguna, Brisas de Corozales y Corrales de Piedra, Cayo Campo, Ceibita Comunidad, Colonia Gracias a Dios y Ceibita Colonia junto a organismos de sociedad civil y un grupo de mujeres que enviudaron tras que sus esposos fueran asesinados por trabajar o apoyar el proyecto minero de la zona, han conformado el Comité por la Paz y el Desarrollo de Tocoa, con el fin de exigir el respeto a sus derechos humanos, libertad de trabajo, desarrollo y justicia por las muertes violentas de sus familiares.

En el mes de febrero y marzo realizaron diversas reuniones con organismos internacionales de derechos humanos y embajadas de diferentes países como Estados Unidos para expresar su necesidad de apoyo y seguridad en la zona.

Los pobladores afirman que desde la llegada de la empresa minera a su zona han tenido acceso a oportunidades de trabajo, además de apoyo en la construcción de escuelas, puentes, obras sanitarias, brigadas, donaciones de útiles escolares y apertura de una calle de acceso a las comunidades que por décadas estaban incomunicadas.

Además, han denunciado la persecución de parte de personas violentas a quienes denominan falsos ambientalistas que los atacan e intimidan por estar a favor del desarrollo de la minería responsable en su sector.

«Los pobladores de estas comunidades están a favor de este proyecto y se entiende y debe respetar su decisión, porque ellos ven el desarrollo. No solamente ha existido crecimiento económico para Tocoa, sino que mejora de calidad de vida para ellos y eso es desarrollo que antes no tenían y no quieren perder», dijo Lorena Reyes, representante del sector universitario de Tocoa.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img