20.8 C
Tegucigalpa
sábado, julio 20, 2024

De “cobardes y enemigos” califica Ricardo Salgado a los médicos hondureños  

spot_img

FRANCISCO MORAZÁN, HONDURAS.

Luego que el Colegio Médico de Honduras (CMH), se pronunció y rechazó la llegada de 89 médicos cubanos al territorio hondureño, el secretario de Planificación, Ricardo Salgado, calificó de cobardes y enemigos a los galenos hondureños.

A través de su cuenta en el red social “X”, el funcionario aseguró que el CMH ha emprendido una campaña funesta y perversa contra la brigada de médicos cubanos que está por llegar al país, lo que demuestra que este gremio, se ha comercializado tanto que es más conservador que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y es más enemigo del pueblo hondureño que ningún otro sector organizado.

Aseguró que las amenazas contra los médicos cubanos, además de cobardes, son un intento de privar a millones de hondureños de acceso a una salud pública que ellos le niegan sistemáticamente.

Puntualizó que “los médicos generales desempleados son resultado directo del sistema de alianza entre médicos y bancos, que has precarizado la profesión de la medicina. Además, es este Colegio responsable del nudo que impide la especialización de más médicos generales, que terminan trabajando en call centers o por casi el salario mínimo en esos planes médicos de la banca”.

El titular de Planificación, exhortó al pueblo a reconocer sus enemigos y pelear por sus derechos, “no crear cipayos que no sabemos cuál es la mano que mece la cuna”.

Afirmó que desde el gobierno se puede contratar a más médicos generales, si algunos de ellos renuncian a esas plazas múltiples que tienen.

“Hay que revisar la Constitución de la República que les permite tener varias plazas con el Estado, porque eso es anacrónico y genera desempleo entre los nuevos galenos. Vamos a luchar por todos los derechos del pueblo, sin dar marcha atrás”, concluyó.

Cabe destacar que, Salgado actualmente es mediador en la problemática que existe entre la secretaria de Derechos Humanos, Natalie Roque y un grupo de empleados de esa dependencia.  

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img