20.3 C
Tegucigalpa
martes, julio 16, 2024

Líder opositor ruso Alexey Navalni, fuerte crítico de Putin, murió en prisión

spot_img

Navalni dijo que había sido envenenado en Siberia en agosto de 2020. El Kremlin negó haber intentado matarlo y dijo que no había evidencia de envenenamiento.

El líder opositor ruso Alexei Navalni falleció el viernes tras sufrir un colapso y perder el conocimiento en la colonia penal del Círculo Polar Ártico donde cumplía una larga condena, informó el servicio penitenciario ruso.

Navalni, con diferencia el líder opositor más célebre de Rusia, saltó a la fama hace más de una década ridiculizando a la élite del presidente Vladimir Putin y denunciando la corrupción a gran escala. Tenía 47 años.

El Servicio Penitenciario Federal del Distrito Autónomo de Yamalo-Nenets dijo en un comunicado que Navalni “se sentía mal” después de un paseo por la colonia penal IK-3 en Kharp, a unos 1,900 kilómetros al noreste de Moscú.

Según el servicio penitenciario, Navalni perdió el conocimiento casi de inmediato.

“El personal médico de la institución acudió inmediatamente y se llamó a una ambulancia”, dijo el servicio penitenciario.

“Se llevaron a cabo todas las medidas de reanimación necesarias, que no dieron resultados positivos. Los médicos de la ambulancia constataron la muerte del preso”.

“Se están estableciendo las causas de la muerte”.

Vladimir Putin ha sido informado de la muerte de Navalni, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Navalni se ganó la admiración de la dispersa oposición rusa por regresar voluntariamente a Rusia en 2021 desde Alemania, donde había sido tratado por lo que las pruebas de laboratorio occidentales demostraron que fue un intento de envenenarle.

Navalni dijo entonces que había sido envenenado en Siberia en agosto de 2020. El Kremlin negó haber intentado matarlo y dijo que no había evidencia de envenenamiento.

“Lobo Polar”, una de las cárceles más duras de Rusia

La prisión donde murió Navalni es conocida como la colonia del “Lobo Polar”, y está considerado como una de las cárceles más duras de Rusia. La mayoría de los presos han sido condenados por delitos graves. Los inviernos son duros, y las temperaturas bajan hasta los 28 grados bajo cero.

La prisión, situada a unos 60 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, se fundó en la década de 1960 como parte del antiguo sistema GULAG de campos de trabajos forzados soviéticos, según el diario Moskovsky Komsomolets.

Cuando fue transferido en 2023, Leonid Volkov, ayudante de Navalni, declaró que “las condiciones allí son duras, con un régimen especial en el permafrost”. Dijo que era difícil comunicarse con los presos recluidos en el remoto lugar.

Envenenado en 2020, antes de las elecciones rusas

En septiembre de 2020, a un mes de las elecciones en Rusia, fue envenenado con un agente nervioso de la familia Novichok.

Novichok es la misma sustancia que Gran Bretaña que se usó contra un desertor ruso y su hija en un ataque en Inglaterra en 2018.

Navalni se había especializado en investigaciones de alto impacto sobre la corrupción oficial.

Tras ser envenenado fue trasladado en avión a Alemania  después de colapsar en un vuelo doméstico ruso luego de beber una taza de té que sus aliados dijeron que estaba envenenado.

Navalni se ganó la admiración de la dispersa oposición rusa por regresar voluntariamente a Rusia en 2021 desde Alemania, donde había sido tratado por lo que las pruebas de laboratorio occidentales demostraron que fue un intento de envenenarle.

Navalni dijo entonces que había sido envenenado en Siberia en agosto de 2020. El Kremlin negó haber intentado matarlo y dijo que no había evidencia de envenenamiento.

En una entrevista en Moscú en 2011, Reuters preguntó a Navalni si tenía miedo de desafiar al sistema de Putin: “Esa es la diferencia entre usted y yo: usted tiene miedo y yo no (…) Me doy cuenta de que hay peligro, pero ¿por qué debería tener miedo?”.

Con información de Reuters

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img