21.9 C
Tegucigalpa
domingo, junio 16, 2024
spot_img

Manuel Zelaya descarta privatizar centros penales en Honduras

spot_img
spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

El asesor presidencial Manuel Zelaya Rosales, descartó la privatización en los centros penitenciarios del país, no se contempla porque «está desprestigiado».

El exgobernante de la República 2006-2009 apuntó que hay posibilidades para resolver el problema penitenciario del país con casi 20 mil personas privadas de libertad en el país, y, en donde existe un desorden evidente generado en muchos años.

Zelaya refirió que el gobierno anterior realizó una intervención militar en los centros penitenciarios, mientras que en la actual administración de Xiomara Castro en el 2022 hizo una intervención policial en las cárceles.

«La crisis continúa heredada, grave, porque es estructural. O sea, usted puede quitar a una persona u otra, pero la crisis está enraizada en la forma en que operan esas escuelas del crimen», manifestó Zelaya.

Agregó que «si se pueden encontrar respuestas y esperamos que en el transcurso de los días buscar alguna salida, no son salomónicas. No es que la presidenta tenga una barita mágica que se fue Juan Orlando pero todo lo demás queda arreglado».

De acuerdo con el exgobernante hondureño, estos últimos hechos violentos suscitados en cuatro cárceles del país, podrían ser un ataque al plan de seguridad que implementa la mandataria Castro, con el cual se ha destruido recientemente varios sembradillos de droga.

«El plan de solución conta el crimen está sometido a un ataque y por tanto se sincronizan en este tipo de organizaciones delictivas y parte de un crimen que verdaderamente está organizado. Nadie puede organizar en cuatro cárceles al mismo tiempo la misma actividad», señaló Zelaya.

La presidenta Xiomara Castro, anunció el domingo una intervención «dura» de los centros penales de su país luego de que enfrentamientos simultáneos entre pandilleros registrados en cuatro cárceles dejaron un muerto y siete heridos.

«Sé del esfuerzo de la Policía y la Secretaría de Seguridad en la disminución de homicidios y corrupción, pero voy a intervenir enérgicamente los Centros Penales», indicó Castro en uno de cinco mensajes divulgados en su cuenta de Twitter.

Aseguró que la «intervención será dura, pero respetuosa de la humanidad de los encausados, sus familiares y defensores. El crimen se combate desde la prevención no solo con el castigo».

«Voy a poner mano dura y orden en las cárceles, hasta transformarlas en Centros Penales de rehabilitación, no en escuelas de crimen y tortura como lo que he heredado», señaló la presidenta hondureña.

Agregó que «12 años (144 meses) de saqueo y colusión con el narcotráfico, maras, pandillas y crimen organizado público y privado, no se arreglan en 12 meses».

Castro precisó que este lunes anunciará «los nombramientos y las primeras medidas de emergencia. Lo que importa son los resultados».

La intervención en las cárceles es anunciada por la mandataria tras registrarse este sábado amotinamientos y tiroteos simultáneos en cuatro prisiones de Honduras, que dejaron un pandillero muerto y siete heridos, según el informe preliminar del Instituto Nacional Penitenciario (INP) .

El pandillero falleció en un amotinamiento en la cárcel de Ilama, departamento occidental de Santa Bárbara, considerada de alta seguridad, donde otros dos presos resultaron heridos.

En la cárcel de Morocelí, conocida como La Tolva, ubicada en el departamento de El Paraíso, fronterizo con Nicaragua, tres presos salieron heridos, mientras que en la Penitenciaría Nacional, cercana a Tegucigalpa, se registraron dos lesionados.

El enfrentamiento se dio entre reclusos de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18, según las autoridades penitenciarias.

El sistema penitenciario de Honduras, compuesto por unas 26 cárceles, alberga a 19.658 presos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, y menos de la mitad de los reclusos han sido sentenciados, según cifras oficiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img