20.8 C
Tegucigalpa
martes, julio 23, 2024
spot_img

Miembros de estructuras criminales borran grafitis en calles de Comayagüela

spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Dejando atrás las marcas que reflejaban que la zona era territorio de determinada Mara o Pandilla, un grupo de Personas Privadas de Libertad participan en una jornada de eliminación de “Placazos” o grafitis que estaban pintados en diferentes paredes del sector de Comayagüela. 

En su momento, fueron ellos mismos o sus compañeros, quienes, grabaron las paredes con letras o números alusivos a su organización criminal, pero hoy, bajo el resguardo de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), son los encargados de borrar estas letras amenazantes que generaban temor a la población y mal aspecto ante la mirada de los visitantes extranjeros.

Vistiendo overol anaranjado, cabezas rapadas con los tatuajes que los identifican con su grupo delincuencial, grilletes en sus pies y un rodo en sus manos, los internos cubrieron con pintura gris, cada uno de los grafitis pintados en paredes de edificios ubicados en distintos sectores de Comayagüela.

Uno de los Privados de Libertad que participa en la actividad, aseguró que “lo que estamos tratando de hacer es demostrarle al pueblo, lo que realmente está pasando en la cárcel, nosotros nos estamos rehabilitando”.

«El objetivo es que ellos no sigan operando y quitarle una mala imagen al país», señaló uno de los coroneles a cargo de esta operación.

Los reclusos que por primera vez salen a las calles para cumplir con este trabajo se encuentran en prisiones de máxima seguridad, por lo que hay más de 150 agentes policiales cuidándolos.

El Instituto Nacional Penitenciario se encuentra bajo el mando de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), que ha tomado algunas medidas como castigo por los múltiples hechos violentos que han ocurrido en el territorio hondureño en las últimas semanas, como el asesinato de cinco jóvenes y la desaparición de más de 20 personas en el norte del país.

Por ejemplo, hace unos días, el presidente de la junta interventora del INP, Ramiro Muñoz, suspendió las visitas a aquellos miembros de maras y pandillas.

Dicha determinación se mantendrá vigente hasta nuevo aviso, aseguró Muñoz, quien dijo que por medio de las visitas se envían órdenes para que se cometan este tipo de crímenes en Honduras.

Se indicó, que esta actividad tiene como finalidad que los internos puedan demostrar a la sociedad que han avanzado en sus procesos de Rehabilitación, Reeducación y Reinserción Social.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img