25.4 C
Tegucigalpa
viernes, junio 14, 2024
spot_img

Nueva reyerta en la mayor cárcel de Ecuador deja presos muertos y 3 heridos

spot_img
spot_img
spot_img

Quito.– Una nueva reyerta en la Penitenciaria del Litoral, la cárcel más grande y poblada de Ecuador, dejó un número aún no determinado de presos asesinados y otros tres reclusos heridos, producto de enfrentamientos armados entre distintos pabellones controlados por bandas rivales.

Si bien algunos medios locales apuntan a una docena de muertos, el SNAI (servicio penitenciario nacional) solo ha confirmado de momento los tres presos heridos y no reportará una cifra oficial de fallecidos hasta que culminen las diligencias de levantamiento e identificación de cuerpos a cargo de la Fiscalía.

El enfrentamiento, que involucró a presos de los pabellones 3, 5, 8 y 9 se inició a primeras horas de la tarde y se prolongó hasta entrada la noche, donde desde los exteriores de la prisión se pudieron escuchar numerosos disparos de armas de fuego.

Los hechos ocurrieron dos días después de que en la misma prisión aparecieran ahorcados 6 presos del pabellón 5.

La Penitenciaría del Litoral ha sido escenario de algunas de las masacres más grandes registradas en las cárceles de Ecuador desde 2020, en las que han muertos asesinados más de 450 presos, producto de enfrentamientos entre bandas rivales que se disputan el control interno de los centros de reclusión.

A ello se suma las condiciones carcelarias, con un hacinamiento que puede llegar en algunos casos al 50 % de la capacidad de la cárcel.

La situación de violencia también se ha trasladado a las calles, con los grupos del crimen organizado en disputa por el control de las rutas del narcotráfico, en especial en la zona de la costa, donde están los puertos que han hecho de Ecuador uno de los principales trampolines para la cocaína que llega a Norteamérica y Europa.

Ejemplo de ello es el triple crimen de tres guardias de prisiones que se registró el jueves frente a la Penitenciaría del Litoral, donde murieron acribilladas por presuntos sicarios cuando almorzaban las tres juntas. EFE

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img