19 C
Tegucigalpa
martes, junio 25, 2024
spot_img

Advierten “alto riesgo de peligro biológico” en Sudán tras incautación de laboratorio

spot_img
spot_img

La OMS ha informado de 14 ataques a instalaciones sanitarias desde que comenzaron los enfrentamientos.

Existe un “alto riesgo de peligro biológico” en Jartum, la capital de Sudán, después de que una de las partes enfrentadas se apoderara de un laboratorio que contiene patógenos del sarampión y el cólera, así como otros materiales peligrosos, declaró este martes la Organización Mundial de la Salud.

En declaraciones a la prensa en Ginebra por videoconferencia desde Sudán, el representante de la OMS en el país, Nima Saeed Abid, dijo que los técnicos no pudieron acceder al Laboratorio Nacional de Salud Pública para asegurar los materiales.

“Esta es la principal preocupación: que los técnicos no puedan acceder al laboratorio y contener de forma segura el material biológico y las sustancias disponibles”, declaró, declinando especificar qué bando se había apoderado de las instalaciones.

Los enfrentamientos entre las fuerzas armadas sudanesas y los paramilitares de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) estallaron el 15 de abril y han causado al menos 459 muertos y 4.072 heridos, según las últimas cifras de la OMS. Abid afirmó que se trataba de un recuento insuficiente y añadió que él mismo había visto dos cadáveres en la calle en los últimos días.

Los enfrentamientos han paralizado hospitales y otros servicios esenciales, y han dejado a muchas personas atrapadas en sus casas con cada vez menos alimentos y agua. La OMS ha informado de 14 ataques a instalaciones sanitarias desde que comenzaron los enfrentamientos y está trasladando a su personal a lugares seguros.

Abid dijo que fue trasladado de Jartum a Port Sudan el lunes como parte de un gran convoy que condujo durante 30 horas a través del desierto.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) se ha visto obligada a reducir algunas actividades en varias partes de Sudán debido a los intensos combates.

Al menos cinco trabajadores humanitarios han muerto desde que estallaron los combates y las dos agencias de la ONU que perdieron personal, la Organización Internacional para las Migraciones y el Programa Mundial de Alimentos, han suspendido sus actividades.

Reuters

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img