25.4 C
Tegucigalpa
viernes, junio 14, 2024
spot_img

Al menos 3 de cada 10 niños hondureños menores de cinco años sufren malnutrición

spot_img
spot_img
spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Al menos 3 de cada 10 niños menores de 5 años sufren malnutrición en Honduras, mientras que el 30 % de los infantes que viven en el occidente del país padece desnutrición crónica, alertaron este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y agencias de las Naciones Unidas.

La representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Honduras, Stephanie Hochstetter, dijo a EFE que tres de cada diez niños por debajo de los cinco años «se encuentran en una situación de malnutrición», un problema que debe llamar la atención del Gobierno, la ONU y la sociedad civil.

Agregó que las cifras se desprenden de una encuesta presentada hoy en Tegucigalpa por el INE, el Sistema de Naciones Unidas y la organización humanitaria Acción Contra el Hambre (ACH).

Las cifras permitirán tomar decisiones sobre cómo intervenir y apoyar al Gobierno hondureño en la promoción de políticas encaminadas a «solventar este tipo de problemas, no solamente para que los niños y niñas tengan suficiente comida saludable y de manera sostenible, sino también para mejorar la situación de seguridad alimentaria», subrayó Hochstetter.

La pandemia de la covid-19, las tormentas Eta e Iota y la guerra en Ucrania, añadió, han afectado la situación de seguridad alimentaria y nutricional en Honduras, país de 9,7 millones de habitantes y con más del 70 % de ellos por debajo del umbral de pobreza.

CONSUMO POBRE DE ALIMENTOS

En términos de ingesta de alimentos, el departamento de Gracias a Dios, situado al este del país, frente al Caribe, limítrofe con Nicaragua, es la región «más afectada», pues el 25 % de sus 100.000 habitantes tiene un «consumo pobre» de comida, según el documento.

Cerca del 20 % de los habitantes de Gracias a Dios «pasó al menos un día sin comer y el 43 % restringe el consumo (de alimentos) de los adultos para que coman los niños pequeños al menos un día a la semana», destaca la encuesta realizada entre el 17 de noviembre y el 8 de diciembre de 2022.

El 20,8 % de los niños en Gracias a Dios sufre desnutrición crónica, una situación que afecta también al 30 % de los menores en los departamentos de Intibucá, Lempira y la Paz, en el occidente del país, de acuerdo a la encuesta.

En el sur de Honduras la desnutrición crónica afecta al 11,5 % de los menores de 5 años, y en el Valle de Sula, norte hondureño, al 10,9 %, según las cifras oficiales.

El director del INE, Eugenio Sosa, indicó que entre el 2 % y 3 % de los menores sufre desnutrición aguda grave, una situación que amenaza la supervivencia infantil.

Sosa destacó la necesidad de «poner atención» a la niñez afectada por la desnutrición crónica y la aguda grave, y abogó por una «articulación institucional» para atender la situación de manera «más efectiva».

ENFOQUE MULTIDIMENSIONAL

El estudio señala que las prácticas de alimentación complementaria en Honduras están «lejos de ser adecuadas, especialmente la calidad de la dieta», pues al menos la mitad de los niños de 6 a 23 meses consumen un número de grupos de alimentos inferior al esperado.

Entre 7 y 8,5 de cada 10 menores de 6 a 23 meses consumen bebidas azucaradas, y alrededor de la mitad come alimentos poco saludables, lo que puede contribuir al aumento de casos de sobrepeso y obesidad infantil, advierte el estudio.

Honduras debe abordar el problema con un enfoque «multidimensional e interinstitucional» a través del trabajo conjunto entre actores claves que permita complementar esfuerzos para dar «soluciones integrales, sostenibles e inclusivas», recomienda el INE y agencias de la ONU.

Además, aprobar un protocolo nacional de identificación y atención a los niños con desnutrición aguda para hacer una «vigilancia y recuperación oportuna», así como promover prácticas alimentarias adecuadas. 

Con información de EFE

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img