Tuesday, Jun 25, 2019

(Por: Ruy Díaz, PhD) Mientras en Honduras el fantasma de la resistencia recorre todo el país, a nivel internacional, según Prensa Latina (Junio 20, 2019) la Organización Mundial del Comercio considera relevante  el próximo encuentro entre los presidentes de China, Xi Jinping, y de EEUU, Donald Trump, en Osaka, Japón, durante la cumbre del G20, fijada para los días 28 y 29 de Junio, con el objetivo de sensibilizar a los dirigentes de las mayores economías del mundo en la necesidad de reducir las fricciones arancelarias y comerciales.

Por su parte, la FED sigue dando señales de mantener (acaso hasta rebajar) las tasas de interés referenciales por lo que los índices bursátiles nuevamente se dispararon de 26,029 puntos a 26,719  en el transcurso de la semana (Expansión, Junio 23, 2019) teniendo como única perturbación el calentamiento de la situación geopolítica.

En ese último sentido, según Jalife (Junio 16, 2019) sin evidencias conclusivas, el ex director de la CIA y hoy Secretario de Estado, Mike Pompeo, imputó a Irán la autoría de los incendios de dos tankers (uno japonés y otro noruego) en el Golfo de Omán, cerca del estrecho de Ormuz, lo que disparó el precio del petróleo y escaló las tensiones entre EEUU e Irán.

Pocos días después, un dron norteamericano (Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk) que según el canciller iraní (Hispantv, Junio 20, 2019) despegó de los Emiratos Árabes Unidos y violó el espacio aéreo iraní, fue derribado en territorio iraní (asegurando que se han recuperado varios de sus fragmentos en aguas territoriales iraníes) realizó su recorrido desde el despegue “en modo oculto”, es decir, con los radares y el transpondedor apagados. CNN (Junio 20, 2019) por su parte apunta que desde la Base Aérea Al Udeid en Qatar, el teniente general Joseph Gaustella, afirma que el dron espía nunca violó el espacio aéreo iraní y  fue derribado por un sistema de tierra aire que salió de Irán.

Estos Juegos de Guerra en el cercano oriente se exacerban, no obstante que la  Guerra Comercial en el lejano oriente tiende a disiparse producto de la amenaza velada de china de restringir las exportaciones de las Tierras Raras a EEUU y sus aliados.  Según  Valero Gutiérrez (2018) desde el descubrimiento del primero de estos minerales en 1792 hasta 1945, las Tierras Raras tuvieron un rol secundario en el comercio de los minerales. Sin embargo, en esta última década, a raíz de los avances tecnológicos en industrias como la automotriz y la militar, las Tierras Raras se han posicionado a nivel internacional, tanto así que Tesla (fabricante de automóviles  eléctricos), prevé que para el año 2022, 25% de la flota mundial automotriz será reemplazada por vehículos híbridos y eléctricos, lo que implica un incremento de su demanda.

Estos 18 minerales que están distribuidos en la tabla periódica como lantánidos y actánidos, curiosamente no son tierras y se les adjudican este vocablo porque “tierra” es una denominación arcaica para los óxidos. (Gargantilla, Mayo 25,2019). Los 17 elementos que conforman las Tierras Raras se clasifican en dos grandes grupos: los ligeros o céricos, que son más abundantes, y los pesados o ítricos, que se encuentran en menor concentración en la naturaleza, a excepción del ytrio.  Aunque se utiliza el término Tierras Raras, en conjunto, estos elementos son mil veces más abundantes que la plata. (Gargantilla, Mayo 25,2019).

Ahora bien, de conformidad con LA INFORMACIÓN (Junio 22, 2011) el monopolio chino en el sector de las Tierras Raras, acabará en dos años, cuando el porcentaje de la producción de China respecto a la mundial baje del 97%  al 60%, producto  que otros países con importantes yacimientos de estos materiales comenzarán a explotarlos o reanudarán esta actividad tras varios años de paralización.

China posee sólo el 30% de las reservas mundiales de estos elementos, pero países como EEUU y Australia que detuvieron hace años su explotación porque es altamente contaminante ya están reconsiderando esa decisión, mientras que naciones como India y Brasil, con importantes yacimientos, no los han explotado a la fecha.

En 2018 (LA INFORMACIÓN, Junio 22, 2011), China produjo 120.000 toneladas de Tierras Raras (la mayor parte de la mina  cercana a la ciudad china de Baotou (región autónoma de Mongolia Interior), de las que exportó 34.600, y este año prevé aumentar la cuota de producción un 5%, pese a la preocupación por el daño medioambiental que la extracción de estos elementos crea, en tanto que se utilizan sustancias tóxicas, altamente contaminantes.

De acuerdo con  Ugarteche y  Ocampo (Mayo 15, 2019) al día de hoy, la guerra comercial (incremento en los aranceles del 10% al 25% impuestos por EEUU a productos chinos y la consecuente represalia del gobierno chino) no ha tenido  un impacto significativo para China. Una de las razones por las cuales el crecimiento chino ha mostrado resiliencia a la guerra comercial es la estructura de su PIB, así como la contribución al crecimiento de sus componentes.

De acuerdo con datos del National Bureau of Statistics of China para 2017 la contribución al crecimiento del PIB del consumo final (público y privado), la inversión y las exportaciones netas fue de 3.9%, 2.3% y 0.6% respectivamente. Éste último componente aporta menos del 1% al crecimiento desde 2011. Otro factor que influyó positivamente para China es que, sorpresivamente, el superávit que tiene con EE.UU. continuó incrementándose en 2018 e igualmente tuvieron un alto crecimiento del PIB acompañando del déficit externo creciente.

En cuanto al comercio, resulta reveladora la estructura exportadora china, en tanto que casi 50% del total está relacionado con tecnología. La novedad es que China a través de la empresa Huawei ha ganado la carrera tecnológica de las telecomunicaciones habiendo colocado en el mercado en agosto de 2018 la red 5G. Ésta es 100 veces más rápida que actual red móvil 4G.

De otra parte, el comercio de China con Sudamérica representa 21% del total de este último y es el mercado natural de la alta tecnología china. Con EEUU es 26% de lo cual la mitad de las exportaciones son venta de maquinaria y equipo de telecomunicaciones. A la inversa, China le compra a Estados Unidos aviones, partes y piezas de aviones (motores y turbinas), automóviles y productos agrícolas (soya).  (Ugarteche y  Ocampo, Mayo 15, 2019).

Es oportuno recordar que el  esplendor de la expansión y predominio económico, político y militar estadounidense trajo consigo una serie de marcas que simbolizan la imagen de esa nación. La Coca Cola (ícono que sigue trillando el éxito de su comercialización mundial); Apple, Harley Davidson, Gillette, Nike, General Motors, Exxon Mobil, Ford y Walmart entre muchísimas otras que representan la esencia del capitalismo económico norteamericano. Por su parte, Lenovo, es la marca china de mayor nivel de exportación mundial y fabrica PCs, smartphones, tablets y Smart TVs, que junto a -Huawei; Alibaba, Elex Tech, Xiaomi, Air China, Haier, Anker, Cheetah Mobile y Hisense son el símbolo de las industrias de China. (Díaz Aponte, Mayo 29, 2019).

Por ahora, y aunque Trump ordenó un ataque punitivo contra Irán (del cual reculó a las pocas horas y optó por un ataque cibernético) la tendencia es hacia la distención poniendo en cuarentena cualquier confrontación comercial y/o bélica (por lo menos hasta la cumbre del G20) mientras tanto, el régimen de JOH se empecina en sacar al ejército a las calles para enfrentar al pueblo hondureño.

Referencias

CNN (Junio 20, 2019). El Pentágono se pronuncia sobre el dron militar de EE.UU  derribado por Irán. Disponible en

https://cnnespanol.cnn.com/video/pentagono-iran-dron-militar-derribado-breaking-realidades-en-contexto/. Visita (Junio 21, 2019).

Díaz Aponte, Manuel (Mayo 29, 2019). Huawei: ¿encontronazo de la guerra comercial EE.UU. y China? Disponible en https://www.alainet.org/es/articulo/200108. Visita (Junio 21, 2019).

Expansión (Junio 22, 2019). Mercados. Disponible en http://www.expansion.com/mercados/cotizaciones/indices/dowjones_I.NY.html. Visita (Junio 22, 2019).

Gargantilla, Pedro (Mayo 25, 2019). ¿Qué son las tierras raras y por qué son claves en la guerra de China y EE.UU? Disponible en https://www.abc.es/ciencia/abci-huawei-tierras-raras-y-claves-guerra-china-y-eeuu-201905250123_noticia.html, Visita (Junio 21, 2019).

Hispantv (Junio 20, 2019). Irán: Tenemos trozos del dron de EEUU derribado en aguas persas. Disponible en

https://www.hispantv.com/noticias/defensa/431306/iran-zarif-drone-eeuu. Visita (Junio 21, 2019).

Jalife, Alfredo (Junio 16, 2019).  Pérfidas llamas petroleras cerca del estrecho de Ormuz: escalada de Trump vs Irán. Disponible en https://kenzocaspi.wordpress.com/2019/06/16/alfredo-jalife-rahme-16-06-19-perfidas-llamas-petroleras-cerca-del-estrecho-de-ormuz-escalada-de-trump-vs-iran/. Visita (Junio 21, 2019).

Prensa Latina (Junio 20, 2019). OMC optimista con posible reunión China-EE.UU. en cumbre del G20. Disponible en https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=285430&SEO=omc-optimista-con-posible-reunion-china-ee.uu.-en-cumbre-del-g20. Visita (Junio 21, 2019).

LA INFORMACIÓN (Junio 22, 2011). El monopolio mundial chino de las ‘tierras raras’ se terminará en dos años. Disponible en https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/mundo/el-monopolio-mundial-chino-de-las-tierras-raras-se-terminara-en-dos-anos_pknis5zbkxoboplxiqlcp2/. Visita (Junio 21, 2019).

Ugarteche Oscar y   Ocampo Alfredo (Mayo 15, 2019). La economía china, coyuntura y prospectiva 2019. Disponible en https://www.alainet.org/es/articulo/199850. Visita (Junio 21, 2019).

Valero Gutierrez, Daniel (2018) Tierras Raras” en Venezuela. Disponible en https://www.linkedin.com/pulse/tierras-raras-en-venezuela-daniel-valero-gutierrez. Visita (Junio 21, 2019).

(Por Edmundo Orellana)  Los médicos y los docentes iniciaron su lucha en respuesta al ataque del gobierno que pretende reestructurar los sectores de salud y educación – entendiendo por “reestructurar” despedir masivamente los empleados de esos sectores- y privatizar los servicios prestados por estos.

Sus reclamos también favorecen, y directamente, al pueblo, usuario de esos servicios. Irrumpen en un ambiente caldeado por el repudio popular hacia el gobernante; de ahí, que se haya convertido en una lucha del pueblo, que no ha dudado en tomarse calles, carreteras e instalaciones públicas, en todo el país.

No rehúyen dialogar, pero condicionan su asistencia al diálogo gubernamental, porque saben que es estrategia del gobierno, ampliamente conocida, utilizar ese recurso para ganar tiempo, desmovilizar la protesta y siempre salirse con la suya.

No se trata de un movimiento insurreccional, pero podría llegar a serlo si el gobierno comete la torpeza de aplicar sanciones a los médicos y docentes que protestan y a sus respectivos colegios. No solo sería un atentado a las garantías mínimas del trabajador, sentando un precedente peligroso para los demás trabajadores, también sería un atentado a la seguridad económica de sus familias, por las que, sin duda, lucharían hasta las últimas consecuencias. Los médicos y los docentes son de los gremios más numerosos, con presencia necesaria e influyente en todas las comunidades del país, de modo que están en capacidad, de proponérselo, de movilizar esas comunidades, con las que establecen vínculos íntimos e indisolubles por su incidencia en su formación y salud personal.

Que otros gremios, aprovechando esta movilización del pueblo, se movilicen, a su vez, exigiendo sus propias demandas, es normal y hasta necesario, porque el ambiente se presta para lograr los objetivos. Sin embargo, cuando estos grupos no se integran a los ya movilizados, como es el caso de la Plataforma, en lugar de fortalecer el derecho a protestar, lo debilitan. Es cierto que el paro de estos grupos, por su peculiar condición, amenaza seriamente la estabilidad del gobierno, y, justamente por eso, logran rápidamente acuerdos. Sin embargo, lo hacen aprovechándose de un movimiento popular, como el impulsado por médicos y docentes -cuyas exigencias incluyen mejorar la calidad de los servicios de salud y educación-, con el que ni siquiera se solidarizaron.
Esa falta de solidaridad demostrada por los transportistas y policías ha provocado la repulsa popular, constituyéndose en un funesto precedente para sus próximas movilizaciones, puesto que el pueblo, seguramente, les dará la espalda por su actitud egoísta y excluyente.

El lector acucioso habrá notado que el pueblo no se hizo ilusiones con el paro de los policías, ni siquiera cuando, en más de una ocasión, vociferaban que, entre sus motivaciones, estaba el rechazo a la represión popular, porque, como en ocasiones anteriores ha ocurrido con este gremio, aceptados sus reclamos, no dudan en reprimir con más entusiasmo y contundencia. En lo que no han reparado los alzados uniformados es que, en el pasado, y todo indica que ocurrirá de nuevo, superada la emergencia comenzaron los despidos, especialmente de los dirigentes del alzamiento, que, en esta ocasión, lució, no como un movimiento reivindicatorio, sino como una vulgar extorsión.

El paro de los transportistas, obstaculizando el paso en las carreteras, fue celebrado popularmente porque contribuía a intensificar el conflicto ya planteado, pese a que el pueblo es consciente de que esos acuerdos afectan directa y dramáticamente sus bolsillos. En definitiva, los acuerdos a que lleguen policías y transportistas solo a estos favorecerán, en cambio, a los que lleguen médicos y docentes favorecerán también, y directamente, a los usuarios de los servicios de salud y educación; por eso es popular.

Esos acuerdos, arrancados por la emergencia y aprovechándose de la movilización de docentes y médicos, no tienen, recobrada la normalidad, ninguna garantía de cumplimiento, porque el gobierno, es conocido, no honra los compromisos de este tipo.

La falta de solidaridad les pasará factura, porque, contrario a lo que ocurrirá con ellos, el movimiento de los docentes y los médicos goza de apoyo popular y está muy bien organizado, imprimiendo seriedad al proceso de negociación y asegurando el cumplimiento de aquello a lo que se comprometa el gobierno.

En todo caso, el gran perdedor es el gobierno cuyo desgaste es notorio, dando la impresión de encontrarse al borde del precipicio. Un empujoncito más y cae al vacío, ¿quién se anima?

Y usted, distinguido lector, ¿ya se decidió por el ¡basta ya!?

(Por Joaquín Mejía) Honduras vive una crisis política continuada por la violación a la soberanía popular mediante un golpe de Estado en 2009, la aprobación ilegal de la reelección presidencial en 2015 y la imposición en la presidencia de Juan Orlando Hernández en 2018 a pesar de las graves irregularidades en el último proceso electoral.

Como consecuencia, se ha agravado la situación de los derechos humanos, se ha experimentado un profundo proceso de deterioro de la institucionalidad pública, ha aumentado la desconfianza ciudadana y se ha consolidado un régimen autoritario sostenido por la fuerza policial y militar, y cruzado por el narcotráfico.

Estos factores han propiciado un terreno fértil para la desigualdad estructural y la falta de desarrollo que, de acuerdo con la CIDH, afecta de manera desproporcionada a grupos en situación de vulnerabilidad, lo cual está enraizado en un sistema que beneficia a unos cuantos que tienen relación con altas esferas del poder.

Así, mientras en los últimos 10 años la inversión en salud y educación es cada vez menor y más ineficiente, el gasto en seguridad y defensa mantiene una trayectoria de crecimiento, enfocada principalmente en la represión de protestas sociales y en la persecución del delito desde la represión sin prevención.

A su vez, como lo señala el FOSDEH, la inversión pública ha descuidado los sectores que son necesarios para el bienestar de la sociedad y se ha enfocado en proyectos de asistencialismo que no han logrado disminuir la pobreza y las desigualdades en el país.

Ante un escenario así, pintado además de impunidad generalizada, corrupción y falta de equilibrio y separación entre los poderes que permitan el óptimo funcionamiento del Estado de derecho, ¿cómo no querer irse de este país en caravanas después de 10 años de crisis continuada y sin una propuesta de solución que no venga de las élites?

El éxodo masivo de hondureñas y hondureños es el reflejo de una crisis que solo podrá resolverse si se emprenden reformas estructurales para replantear las políticas sociales, corregir las asignaciones presupuestarias, promover la rendición de cuentas en materia de derechos humanos y corrupción, y subsanar el tejido social fracturados por la violencia y la impunidad.