Monday, Aug 19, 2019
HomeInternacional (Page 349)

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) Las fuerzas militares de EEUU están regresando de su misión en Siria destinada a combatir al grupo terrorista ISIS (autoproclamado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países), confirmó en rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

«Hemos comenzado la retirada de fuerzas de EEUU, mientras pasamos a la próxima fase de esta campaña», dijo Sanders.

La portavoz hizo esta declaración luego de informes de prensa señalando que el retiro estadounidense de Siria era inminente.

Más temprano, el presidente Donald Trump aseguró que EEUU había derrotado a ISIS en Siria, y señaló que la presencia de ese grupo terrorista era la única razón por la cual las fuerzas estadounidenses se encontraban en ese país de Medio Oriente.

Sanders subrayó que, no obstante, Washington seguirá trabajando con sus aliados para luchar contra esa organización terrorista.

Por su parte, el Departamento de Defensa de EEUU confirma que ha comenzado a retirar sus tropas de Siria, pero no dará más detalles por motivos de seguridad, dijo en una declaración a Sputnik la portavoz en jefe del Pentágono, Dana White.

«Hemos iniciado el proceso de retorno al país de las tropas de EEUU en Siria como parte de la transición a una nueva fase de la campaña», dijo White en referencia a las operaciones contra el grupo terrorista ISIS.

White añadió que «no daremos más detalles para proteger a nuestras fuerzas y por razones de seguridad operativa».

Asimismo la portavoz precisó que la lucha contra el grupo terrorista ISIS que lleva adelante la coalición internacional que lidera EEUU aún no ha terminado, pese a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de retirar las tropas de Siria.

«La coalición ha liberado territorio que estaba bajo control del Estado Islámico, pero la campaña contra el Estado Islámico no ha terminado», dijo.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

Según datos de altos cargos de la ONU, unas 400.000 personas perdieron la vida en las hostilidades en Siria.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spúntik) El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador descartó que su país financie la muralla que quiere construir en la frontera común su par estadounidense Donald Trump, quien aseguró que México ya está pagando «indirectamente» su edificación con el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica recién alcanzado.

«Yo me quedo con el anuncio de ayer [18 de diciembre] de que van a haber inversiones [de EEUU] en Centroamérica y en México para enfrentar el fenómeno migratorio; es lo que me tiene más contento y satisfecho, porque es una forma nueva y distinta de enfrentar el fenómeno, que se atiendan las causas, que la gente tenga oportunidades de trabajo en sus pueblos, donde están sus culturas», respondió el mandatario a una pregunta sobre un mensaje de Trump este mismo día en su cuenta oficial de Twitter.

En conferencia de prensa en el Palacio Nacional, sede del Gobierno, el mandatario dijo que «va a llegar el día muy pronto en que la gente no va a emigrar de México, cuando menos porque habrá muchas oportunidades de trabajo».

Descartó además el tema del muro como una medida «unilateral», en la relación de ambos países vecinos, pero adelantó que encuentros diplomáticos que se van a llevar a cabo pronto.

«Estaría dispuesto a ir a EEUU a suscribir y armar algo que signifique inversión para actividades productivas y creación de empleos en Centroamérica y en nuestro país», agregó, luego de que el 18 de diciembre el Gobierno estadounidense y la Cancillería mexicana anunciaron un acuerdo de inversiones.

Washington indicó que invertiría en los países del Triangulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) 5.800 millones de dólares, mientras que la cancillería mexicana informó de 4.800 millones de dólares para México, que incluyen 2.000 millones de dólares para «proyectos apropiados» en el sur del país.

BOGOTÁ, COLOMBIA

(Spútnik) Viceministros y coordinadores nacionales de los 14 países miembros del Grupo de Lima se dan cita en Bogotá para evaluar una serie de propuestas contra el Gobierno de Venezuela, entre ellas la ruptura de relaciones que prevé proponer Perú.

«La reunión tiene como objetivo avanzar en la discusión de un proyecto de declaración que adoptarán los cancilleres, en una reunión que se realizará a comienzos del próximo mes de enero, donde se fijarán las acciones que implementarán los países del Grupo de Lima luego del 10 de enero de 2019, tras la posesión del presidente de Venezuela [Nicolás Maduro]», indicó la Cancillería de Colombia.

El encuentro será presidido por la viceministra colombiana de Asuntos Multilaterales, Adriana Mejía Hernández, y por el viceministro de Relaciones Exteriores de Perú, Hugo de Zela.

También asistirán los viceministros y representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

El 7 de diciembre el canciller peruano Néstor Popolizio anunció que el encuentro en Bogotá sería aprovechado por su Gobierno para proponer al Grupo de Lima que se rompan las relaciones diplomáticas con Venezuela y que se prohíba el ingreso a los países del bloque a todos los miembros de la administración de Nicolás Maduro.

«Como nosotros hemos desconocido las elecciones [venezolanas] de mayo pasado, la consecuencia natural es que propongamos como una de las acciones una ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela», dijo Popolizio a la prensa en su país.

Según el funcionario, la propuesta busca que se empiece a dar fin a lo que denominó la «dictadura de Maduro», quien iniciará un nuevo periodo de Gobierno de seis años el próximo 10 de enero, luego de resultar reelecto en las elecciones del pasado 23 de mayo, las cuales no reconoce ninguno de los países del Grupo de Lima, que las califica de fraudulentas.
El Grupo de Lima surgió en agosto de 2017 en la capital peruana para seguir de cerca la situación en Venezuela.

Hasta la fecha se han realizado nueve reuniones, en las que se han adoptado seis declaraciones a nivel ministerial y una presidencial.