Monday, Oct 14, 2019
HomeInternacional (Page 348)

MADRID, ESPAÑA

(Spútnik) El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado este 15 de febrero que las elecciones generales serán el 28 de abril.

Tras el fiasco a la hora de aprobar los Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno socialista, que llegó al poder tras una moción de censura hace casi nueve meses, se ha visto abocado a la convocatoria electoral.

«Ante este bloqueo, he decidido adelantar las elecciones para el próximo 28 de abril», confirmó el presidente en una declaración institucional.

Sánchez ha glosado los éxitos de su Gobierno en estos ocho meses. Ha puesto especial énfasis en la subida del 22% del salario mínimo y en la redistribución de la riqueza. Y ha atacado la «deslealtad de la oposición conservadora».

Las elecciones generales del 28 de abril darán la posibilidad de formar nuevas mayorías parlamentarias y un Gobierno diferente.

El jefe del Ejecutivo aseguró estar «convencido» de que «es posible recuperar la política útil, la tolerancia y el respeto» porque «España es de sus ciudadanos y ellos y ellas deberán decidir si dan un paso atrás».

Sánchez insistió en que el debate es sobre «la España que defendemos».

El presidente del Gobierno inició su comparecencia oficial recordando la situación que llevó al Gobierno hasta este momento, que fue una moción de censura al anterior Ejecutivo del Partido Popular.

«Hace casi nueve meses se abrió paso la primera moción de censura de nuestro país. El partido que sustentaba al Gobierno fue condenado por financiación irregular», afirmó.

En estos más de ocho meses, el mandatario recordó que «se aprobaron 13 leyes y más de 25 reales decretos» y además, hizo gala de la recuperación del prestigio en Europa que «experimentó España».

Sánchez reconoció que la convocatoria electoral se debe a que el Congreso de los Diputados rechazó su plan presupuestario para el año 2019.

El proyecto presupuestario fue tumbado en sede parlamentaria aunando el rechazo de los conservadores del Partido Popular y los liberales de Ciudadanos con el de las formaciones independentistas catalanas ERC y PDeCAT.

«Los Presupuestos eran una respuesta social, eran los más progresistas para España. La política es transformar desde el sentido común, no desde la crispación. Tendrán que explicar por qué han tumbado unos Presupuestos que eran una repuesta social también para Cataluña», afirmó Sánchez.

Antes de terminar, Sánchez aseguró que el Gobierno va a trabajar «hasta el último minuto de la legislatura», recordando que las Cortes se disolverán el próximo 5 de marzo.

«Lo importante es acudir con humildad a la cita de las urnas, con convicciones, y apelando a la movilización, no de la izquierda, sino de toda la ciudadanía. Nos estamos jugando el futuro de nuestro país», concluyó el mandatario.

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo que firmará una declaración de emergencia nacional para financiar un muro en la frontera con México.

«Voy a firmar una [declaración] de emergencia nacional», adelantó el mandatario a la prensa desde la Casa Blanca.

Trump dijo además que seguramente sea demandado por declarar la emergencia nacional, pero sostuvo que le irá bien ante la justicia.

A su vez, el jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, declaró que el presidente de EEUU tiene toda autoridad para eludir al Congreso de manera de asegurar el presupuesto para la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México.

«Esta autoridad ya le está dada al presidente por ley», dijo el funcionario durante una rueda de prensa.

Al declarar la emergencia nacional, el presidente Donald Trump podrá acceder a parte del presupuesto del Pentágono, incluyendo los fondos destinados a construcciones militares y al combate al narcotráfico.

Por su parte, un alto funcionario de Gobierno dijo que la Casa Blanca planea construir una valla de acero de unos 390 kilómetros de largo a lo largo de la frontera con México.

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) La no gubernamental Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) introdujo un litigio contra la política del Gobierno de EEUU que expulsa a los solicitantes de asilo.

«Estamos demandando para frenar la nueva política de la administración de Donald Trump que obliga a los solicitantes de asilo a salir de EEUU», afirmó la organización en un comunicado.

Esta política viola el derecho estadounidense e internacional y ha puesto en peligro la vida de los solicitantes de asilo, dijo ACLU.

A principios de este año, el Departamento de Seguridad Interna comenzó a enviar de regreso a México a los extranjeros que solicitaban asilo, mientras esperaban que sus casos fueran revisados por los jueces de inmigración.

Hasta entonces, los inmigrantes que pasaban de manera exitosa una entrevista para demostrar si huían de un «miedo creíble» podían permanecer en EEUU mientras los tribunales decidían si aceptar o no su solicitud de asilo.