Monday, Aug 19, 2019
HomeInternacional (Page 350)

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) El muro en la frontera entre EEUU y México será hermoso y tendrá diseño artístico, declaró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

«Los demócratas dicen sin ambages que no quieren construir un muro de concreto, pero no estamos construyendo un muro de hormigón sino de listones de acero de diseño artístico para que uno pueda ver a través de ellos», tuiteó.

Según Trump, el muro «será hermoso y al mismo tiempo, le dará a nuestro país la seguridad que nuestros ciudadanos merecen».

​»¡Se construirá rápido y nos ahorrará miles de millones de dólares al mes una vez que se complete!», apostilló.

La administración de Trump busca 5.000 millones de dólares para construir el muro fronterizo, a lo que se opone el Partido Demócrata.

Los demócratas y algunos republicanos no apoyan la iniciativa del muro y han instado al presidente Trump a trabajar con el Congreso en la reforma del sistema de inmigración de EEUU.

La instalación de la muralla fronteriza para frenar la inmigración de indocumentados fue una de las principales promesas de la campaña de Trump.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) Los Gobiernos de México y EEUU acordaron modernizar su cooperación bilateral para promover el desarrollo en el sur del territorio mexicano, mejorar la seguridad y eliminar las causas de la migración desde esa región, dice una declaración conjunta leída por el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

Ambos gobiernos coincidieron en asegurar que sus ciudadanos «se beneficien directamente» con el compromiso de «fomentar el desarrollo económico y la inversión en el sur de México y Centroamérica, para crear una zona de seguridad y prosperidad».

El acuerdo contempla el compromiso de EEUU de una inversión de 5.800 millones de dólares para un plan conjunto de «fuentes privadas y públicas» en los tres países del Triángulo del Norte centroamericano y para «contener las causas subyacentes de la migración», dice la declaración conjunta.

Ebrard explicó que de esa inversión estadounidense, la región sur de México recibirá «4.800 millones de dólares a partir de 2019», de manera que El Salvador, Guatemala y Honduras, que integran el Triángulo del Norte, recibirían los restantes 1.000 millones de dólares anuales prometidos por la parte estadounidense.

La inversión contemplada por el Gobierno de México para los próximos cinco años asciende a 25.000 millones de dólares para el sur del país, la región más empobrecida y atrasada, lo que equivale a unos 5.000 millones de dólares anuales.

Ebrard comentó que esa inversión conjunta de ambos países representa para su país «más que duplicar la inversión extranjera en el sur de México, a partir de 2019», precisó.

En efecto, el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump aumentará la inversión privada y pública en México «totalizando 4.800 millones de dólares, incluyendo 2.000 millones para proyectos apropiados en el sur de México», precisa la declaración.

El texto de la declaración sobre los «principios de desarrollo económico y cooperación» en el sur de México y Centroamérica, destaca el «espíritu de cooperación entre nuestros países es fuerte en cuanto a sus vínculos institucionales, económicos, familiares y culturales que unen a ambos países y funcionan como la base de nuestra relación bilateral».

México y EEUU liderarán ese esfuerzo en los tres países centroamericanos mencionados con «el objetivo de que los ciudadanos puedan construir mejores vidas para ellos y sus familias en casa», prosigue el texto acordado.

Por su parte, el Gobierno de EEUU «buscará aprovechar la inversión pública y privada en México y explorar opciones de mayor inversión en el diálogo con el Gobierno de México».

Ambos países reconocen «los fuertes vínculos entre el crecimiento económico en el sur de México y el éxito de la promoción de la prosperidad, el buen gobierno y la seguridad en Centroamérica», indica el documento conjunto.

El acuerdo señala que la Casa Blanca recibió con «beneplácito» el nuevo Plan de Desarrollo Integral lanzado por México en conjunto con los tres gobiernos centroamericanos «para promover estos objetivos», según el texto.

Para la promoción de «la prosperidad, el buen gobierno y la seguridad en Centroamérica», ambos países continuarán la cooperación y la coordinación complementando el Plan de la Alianza para la Prosperidad de los países del Triángulo del Norte.

Los dos gobiernos colaborarán además con el sector privado de sus países, así como con los bancos multilaterales de desarrollo, «para promover la inversión y el desarrollo económico en el Triángulo del Norte», indica la declaración.

Asimismo, aprovecharán las capacidades de financiamiento para el desarrollo internacional que tienen los dos gigantes norteamericanos «para orientar mejor las inversiones» en esa región.

El canciller Ebrard se refirió a una cumbre bilateral empresarial, donde los dos gobiernos convocarán a una cumbre empresarial multilateral en el primer trimestre de 2019, para «aumentar las oportunidades de inversión y de negocios en México con un enfoque especial en el sur y el Triángulo del Norte», puntualiza el texto.

Finalmente, el jefe de la diplomacia mexicana anunció próximas reuniones de gabinete y grupos de trabajo de alto nivel que los dos gobiernos convocarán, así como una reunión a nivel de gabinete, a fines de enero de 2019.

En esa reunión acordarán «un marco estratégico de cooperación en Centroamérica y así abordar las causas fundamentales de la migración», mediante el citado grupo de trabajo de alto nivel, que hará «el diseño y la implementación» de dicho marco, además de encargarse de monitorear el avance de sus objetivos.

Cada año ambos países detienen y deportan a cientos de miles de migrantes centroamericanos, de los 350.000 a 500.000 que cruzan anualmente territorio mexicano, según datos oficiales.

Desde octubre pasado, varias caravanas que sumaron casi 10.000 personas llegaron a la frontera noroeste mexicana en busca de asilo en EEUU.

Trump insiste en solicitar unos 5.000 millones de dólares para construir un muro en toda la frontera terrestre común a expensas de México.

MADRID, ESPAÑA

(Spútnik) Distintas encuestas publicadas en medios de comunicación españoles pronostican el auge del partido ultraderechista Vox de cara a las próximas elecciones generales, en las que todos los estudios coinciden en señalar como formación más votada al PSOE, al que pertenece el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En lo que se refiere a Vox, tres encuestas publicadas dan a este partido una horquilla de votos que oscila entre el 8,5 y el 9,6% de los sufragios totales de cara a las próximas elecciones generales, lo que les permitiría incluso ser decisivos en los pactos para la formación de Gobierno.

Una encuesta de la empresa Sociométrica publicada por el diario El Español pronostica que Vox obtendría 16 escaños en el Congreso de los Diputados si se celebrasen elecciones generales en España.

De acuerdo con esta encuesta, el bloque conformado por los partidos de derecha y liberales obtendría el 49,1% de los votos, pero no los 170 escaños suficientes para conformar una mayoría absoluta.

En concreto, el estudio pronostica que a los resultados de Vox se sumaría el Partido Popular con 88 escaños y los liberales de Ciudadanos con 65 escaños, conformando un bloque con 169 escaños.

Por otro lado, la suma de los partidos que apoyaron la llegada al Gobierno del socialista Pedro Sánchez seguirían sumando mayoría absoluta: PSOE 92, Podemos 61, ERC 13, PDECAT 6, PNV 6, EH-Bildu 2.

En cambio, otras dos encuestas publicadas sí dan al bloque de la derecha un margen suficiente para formar Gobierno.

Una encuesta de GAD3 para el diario ABC estima que el Partido Popular podría obtener hasta 89 escaños, lo que sumados a 74 de Ciudadanos y a 19 de Vox bastaría para conformar una mayoría absoluta.

De acuerdo con la proyección realizada por GAD3, el PSOE obtendría 104 escaños y Podemos sacaría solo 38 asientos en el Congreso, lo que no permitiría la formación de un Gobierno progresista ni siquiera con el apoyo de las fuerzas nacionalistas de Cataluña y País Vasco.

Finalmente, también publicó una encuesta para Antena 3 la empresa Sigma Dos.

Este estudio pronostica una victoria del PSOE con una horquilla de 100 a 103 escaños, aunque otorga a Podemos únicamente entre 50 y 54 representantes en el Congreso, lo que dificultaría la formación de un Gobierno progresista.

Por otro lado, Sigma Dos proyecta entre 87 y 91 escaños para el Partido Popular, lo que sumado a los 68 de ciudadanos y a los 17 de Vox sería suficiente para conformar una mayoría absoluta.

De producirse los resultados reflejados en estas encuestas, Vox entraría por primera vez en el Congreso de los Diputados.

Hasta la fecha, este partido ultraderechista solo obtuvo representación para el Parlamento de Andalucía, donde irrumpió con fuerza hace unas semanas consiguiendo el 11% de los votos en las elecciones autonómicas.