HomeInternacional (Page 354)

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) El procurador de los Derechos Humanos en Guatemala, Jordán Rodas, presentó tres acciones ante la Corte de Constitucionalidad (CC) de su país para anular un acuerdo de asilo suscrito por el presidente Jimmy Morales con Estados Unidos, el cual considera ilegal.

«Se busca la debida ejecución del amparo provisional otorgado por el máximo tribunal el pasado 14 de julio, pues a criterio de Rodas, el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, se burló de ese fallo al suscribir el convenio», informó el portal informativo PubliNews.

Para Rodas, se impone la remoción de Degenhart y su eventual investigación por parte del Ministerio Público, y al respecto presentó un segundo amparo en el que precisa que ese funcionario carece de competencias para firmar un acuerdo internacional de tal índole.

Por último, el titular de la Procuraduría para los Derechos Humanos en Guatemala pidió garantías de libre manifestación para una eventual movilización el martes 30 de julio en las inmediaciones del Congreso, que tiene programada una sesión plenaria.

Rodas insiste en que el pueblo guatemalteco fue engañado, pues mientras Morales negaba que se tratase de un acuerdo de «tercer país seguro», el presidente Donald Trump lo celebraba como tal.

«Fue ilegal, entonces para eso está el estado de derecho», resaltó Rodas, quien denunció que el acuerdo fue suscrito bajo las amenazas de Trump de poner aranceles a las remesas que envían los guatemaltecos residentes en EEUU a sus familias.

Degenhart afirmó este lunes en rueda de prensa que «tener aranceles a las exportaciones hubiera sido nefasto, si a eso le agregamos que las remesas también iban a ser afectadas, se afectaría el bolsillo de millones de guatemaltecos».

«El artículo 52 de la Convención de Viena señala que es nulo todo tratado u acuerdo cuya celebración se haya obtenido bajo amenazas», replicó Rodas, cuyo pedido de amparo a la CC secunda los presentados por la organización Acción Ciudadana y por el abogado Marco Antonio Mejía.

Washington y Guatemala firmaron el viernes 26 de julio el Acuerdo de Cooperación respecto al Examen de Solicitudes de Protección con EEUU para frenar la migración irregular, lo cual la Casa Blanca definió como un convenio para convertir a la nación centroamericana en un tercer país seguro.

El convenio precisa que «Guatemala no retornará ni expulsará a solicitantes de protección», de cuyo traslado se encargará EEUU, a menos que el solicitante abandone el requerimiento o este le sea denegado.

Estados Unidos sólo procesará en su territorio las solicitudes de protección de menores no acompañados, y de las personas que hayan ingresado al país con una visa válida, que no sea de tránsito.

A Guatemala le corresponderá evaluar una por una las solicitudes de protección, según las políticas migratorias nacionales y lo establecido en el convenio.

En octubre del año pasado comenzaron a partir desde Centroamérica multitudinarias caravanas de migrantes con destino a EEUU, hecho que fue catalogado por Trump como un problema para la seguridad nacional.

MONTEVIDEO, URUGUAY

(Spútnik) Los migrantes hondureños y salvadoreños que sean trasladados de EEUU a Guatemala, en el marco del acuerdo entre los presidentes Donald Trump y Jimmy Morales, podrán circular libremente por el territorio, informó el ministro de gobernación Enrique Degenhart, en rueda de prensa.

«El convenio es de cooperación y está dirigido a las nacionalidades de Honduras y El Salvador, miembros del CA-4 (acuerdo de libre movilidad entre Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua), refiere que desde que los ciudadanos de estos países ingresen al país, tienen libre locomoción en el territorio», afirmó el ministro en la conferencia de prensa sobre los alcances del convenio firmado con EEUU.

El Gobierno de EEUU y el de Guatemala firmaron el viernes un acuerdo de tercer país seguro en el marco de las acciones para frenar la migración masiva desde esa nación centroamericana, dijo la Casa Blanca en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, ese día el Gobierno guatemalteco informó en un comunicado y a través de un mensaje del propio presidente Jimmy Morales en su cuenta de Facebook que su administración firmó el Acuerdo de Cooperación respecto al Examen de Solicitudes de Protección con EEUU para frenar la migración irregular hacia ese país, pero en ningún momento mencionan haber accedido a ser tercer país seguro.

El ministro de gobernación añadió que «a las personas que soliciten las medidas de protección en Guatemala se les otorgará el estatus migratorio legal».

Trump amenazó el 23 de este mes a Guatemala con una prohibición, aranceles y gravámenes a remesas luego de que la Corte de Constitucionalidad del país centroamericano dio lugar a amparos para evitar la firma de un acuerdo de tercer país seguro.

Degenhart afirmó este lunes que «tener aranceles a las exportaciones hubiera sido nefasto, si a eso le agregamos que las remesas también iban a ser afectadas, se afectaría el bolsillo de millones de guatemaltecos».

En octubre del año pasado comenzaron a partir desde Centroamérica multitudinarias caravanas de migrantes con destino a EEUU, hecho que fue catalogado por Trump como un problema para la seguridad nacional.

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) El presidente de EEUU, Donald Trump, promulgó una ley que establece fondos permanentes para ayudar a las víctimas y familias afectadas por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York y el edificio del Pentágono en el estado de Virginia (noreste).

«Esta ley hace permanente el apoyo financiero para las familias que perdieron a sus seres queridos como resultado de los ataques del 11 de septiembre», dijo Trump en la ceremonia en la Casa Blanca.

El mandatario agregó que «también proporciona pensiones para aquellos que sufren de cáncer y otras enfermedades derivadas de los desechos tóxicos a los que estuvieron expuestos después de los ataques, muchos de los cuales eran bomberos, policías y otros socorristas».

La ley fue aprobada en el Senado con 97 votos a favor y dos en contra y en la Cámara de Representantes con 402 a favor y 12 en contra.

La nueva legislación fue adoptada a raíz de que el Fondo de Compensación para Víctimas del 11 de septiembre de 7.000 millones de dólares se quedó sin recursos y los pagos a los beneficiarios se redujeron hasta en 70%, según medios locales.

El 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones comerciales repletos de pasajeros fueron secuestrados por un grupo de terroristas y empleados para perpetrar ataques en EEUU.

Dos aviones se estrellaron contra las torres del World Trade Center de Nueva York, un tercero se incrustó en un ala del Pentágono y el cuarto, que supuestamente se dirigía a la Casa Blanca, se desplomó en un campo en Pensilvania (noreste), cuando los pasajeros lograron frustrar el plan de los secuestradores.

Casi 3.000 personas fallecieron en los ataques, cuya responsabilidad EEUU atribuyó el grupo terrorista Al Qaeda.