27.4 C
Tegucigalpa
lunes, mayo 27, 2024
spot_img

Fiscalía pide a juez no otorgar nuevo juicio a Juan Orlando Hernández

spot_img
spot_img
spot_img

La Fiscalía federal en Nueva York que acusó por narcotráfico al expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández, del que fue hallado culpable, pidió al juez que no conceda la petición de un nuevo juicio para el exmandatario.

“El Gobierno respetuosamente sostiene que el tribunal debería desestimar la moción” presentada en marzo pasado, indica el documento de 59 páginas, cerca de cumplirse el 12 de abril, fecha límite que ordenó el juez del caso, Kevin Castel.

Hernández, que fue presidente entre 2014 y 2022, fue hallado culpable de tres cargos por narcotráfico y armas el pasado 8 de marzo tras un juicio por jurado en la Corte federal para el distrito Sur de Nueva York, en Manhattan.

La Fiscalía presentó como principales testigos a narcotraficantes hondureños que cumplen sentencia en EE.UU.

después de llegar a un acuerdo con las autoridades para la reducción de su condena, así como a una agente de la DEA, entre otros.

La defensa de Hernández, detenido en una prisión federal en el condado de Brooklyn, pidió al juez Castel que se realice un nuevo juicio alegando principalmente que la Fiscalía no les entregó toda la evidencia, incluida prueba exculpatoria para su cliente.

“Las pruebas del juicio establecieron abrumadoramente que el acusado estaba en el centro de una conspiración masiva y violenta para el tráfico de cocaína”, contestó la Fiscalía en el extenso documento, en el que cita jurisprudencia para contrarrestar el argumento de que se violó la Regla 33 sobre entrega de evidencia.

La Fiscalía argumentó de que no se debe conceder un nuevo juicio cuando el tribunal esté “convencido de que hay pruebas competentes, satisfactorias y suficientes” que apoyan el veredicto del jurado.

Acompaña su negativa de un nuevo juicio al citar también evidencia que presentó durante el juicio de testimonios de los narcotraficantes que en varias ocasiones se reunieron con Hernández y que aseguraron que éste aceptó sobornos para sus campañas electorales, tanto al Congreso nacional y luego para llegar a la presidencia.

Reiteró además argumentos de que Hernández “abusó de su poder” como presidente de Honduras “para, en sus propias palabras, meterles la droga en las narices a los gringos”.

“El acusado aceptó millones de dólares en sobornos de sus socios del narcotráfico y, a cambio, protegió sus drogas con todo el poder del Estado, incluida la policía hondureña, sistema militar y judicial”, sostuvo la Fiscalía en el documento enviado al juez.

La defensa argumentó además al juez para pedir la anulación del juicio, que una agente de la DEA (Jennifer Taul) supuestamente “engañó al jurado al testificar que el tráfico de cocaína a través de Honduras incrementó durante la presidencia” de Hernández.

En los argumentos de apertura del juicio, la defensa aseguró que el tráfico de drogas se había reducido bajo el Gobierno de Hernández y destacaron además su alianza con el Gobierno de EE.UU. en ese respecto y mostró fotos de los narcos que fueron extraditados a este país para enfrentar cargos.

La Fiscalía indicó en su respuesta al juez que el argumento de la defensa de que Taul “engañó al jurado” y de que la Fiscalía hizo referencia “indebida” a ese testimonio en su exposición final en el juicio y de su reclamo de que el distrito Sur no era el lugar para realizar el juicio, “carecen de fundamento”.

“En resumen, las pruebas del juicio fueron abrumadoras y establecieron la culpabilidad del acusado más allá de una duda razonable. 

El jurado condenó al acusado por los tres cargos de la acusación el segundo día de deliberaciones: 8 de marzo de 2024”, indicó además el Gobierno.

Su sentencia está prevista para el 26 de junio y enfrenta cadena perpetua.

Con información de EFE

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img