20.8 C
Tegucigalpa
martes, julio 23, 2024
spot_img

“Juan Orlando puso en riesgo su vida por devolverle al pueblo hondureño la paz y tranquilidad”: Ana García de Hernández

spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

La exprimera dama Ana García de Hernández reiteró nuevamente la inocencia de su esposo, el expresidente Juan Orando Hernández, al destacar las declaraciones del líder del cartel de Sinaloa, Alex Monroy Murillo, alias Luis Pérez, quien dijo que los Valle le pidieron que proporcionara armas para asesinar al expresidente en el 2014.

“Una vez más queda desenmascarado el siniestro circo de falsos testimonios provenientes del inframundo de los condenados”, expresó después en un comunicado de la familia sobre el sexto día de declaraciones de testigos, como el líder del cartel de “Los Cachiros”.

Aquí el comunicado integro:

En el sexto día del Juicio, una vez más, queda desenmascarado el siniestro circo de falsos testimonios provenientes del inframundo de los condenados

Referente al interrogatorio de las denominadas narco libretas en el testimonio del señor Miguel Reynoso está claro que existió una manipulación, contaminación tendenciosa de la evidencia.

En el contrainterrogatorio, de Reynoso quedó claro que las supuestas libretas carecen como medio de prueba del principio universal de legalidad de la cadena de custodia que garantice su autenticidad en la recolección de la evidencia en la investigación, a la vez que existió un lapsus de 13 días, que implica que no existió control y custodia debida. También señalamos que no existió una solicitud de asistencia judicial internacional de Estado a Estado.

La declaración de Reynoso solo nos confirma que esto es parte del plan siniestró donde la narrativa de los narcos sentenciados se alió con una conspiración geopolítica, tenebrosa, malévola y salida del infierno más perverso que hoy es contada por los mismos demonios que hoy con su flama de mentiras buscan poseer con su versión al jurado de Nueva York.

Los testigos de la Fiscalía en su narrativa brindan un pobre espectáculo basado en mentiras que se entrelazan como marañas que buscan sembrar dudas, pero su mentira se desmorona como su propio mundo delictivo de almas perdidas, respecto al testimonio de Luis Pérez, quien aseveró que entregó 1.4 millones para la campaña a dos personas: al final al preguntársele si tenía pruebas de dichas entregas, fue claro, al afirmar que no tiene pruebas, pero el beneficio de gozar de libertad en Estados Unidos y perdonársele sus pecados confesos con una sentencia de 75 meses de prisión, sopesa el guion de la fiscalía de dar un testimonio falso sin pruebas alguna.

En relación con lo anterior la fiscalía olvidó que el testimonio del alias Luis Pérez este argumento ya lo había presentado en otra causa, en el juicio de Fredy Nájera donde se había relatado y mencionado las personas que manifestó el señor Luis Pérez.

En el transcurso de la tarde, continuo el rodaje del guion de los falsos testimonios, hizo su aparición el mal llamado “Rey” de la Droga en toda la costa norte, con su mirada fría y sin alma, Devis Leonel Rivera Maradiaga, en el siniestro y tétrico acto circense de testimonios tan malignos como salidos del propio abismo del infierno, el Cachiro un demonio cruel sin alma quien fue capaz de arrebatar la vida de 78 personas, quien según su propio testimonio mandó a matar y ejecutó personalmente, sin siquiera cambiar su semblante, por tener el alma poseída de la más demoniaca maldad. Nunca amó a Honduras, su reinado de terror fue de maldad y ambición por el dinero, capaz de enlutar a la sociedad hondureña y secuestrar la paz de una nación, pregunto ¿Qué credibilidad puede tener el Cachiro?, que después de aliarse con el mundo criminal ahora es capaz de burlarse de la verdad y del dolor de sus víctimas.

El Cachiro como hemos reiterado es un testimonio con el que cumple su promesa bajo el acuerdo de colaboración suscrito y busca en todo momento reducir su pena, y eludir su responsabilidad de su reinado de maldad sin ningún tipo de lastima y sentimiento.

Para el Cachiro todos somos nada: un millón de dólares 78 muertos: son nada. Entonces mentir ante un jurado bajo juramento también es nada, porque su vida siempre estuvo marcada por el desprecio total a las normas, a la moral convencional y principios cristianos, para él la vida es un absurdo sin sentido, su imperio siempre fue de una maldad caótica, destructiva y ambiciosa.

Las paradojas que hoy se muestra como un colaborador de la DEA, como lo enunció en un artículo el diario NEW YORK TIMES abro comillas: Devis Maradiaga: “Tras 78 asesinatos, se asocia con los Estados Unidos” “tras transportar toneladas de cocaína hacia el Norte, el entonces se dirigió a la DEA para hacer un trato”; ¡quien podría creer que se modificó su ADN de un lobo, que se volvió una oveja mansa y obediente que hoy se muestra al servicio de la justicia, a cambio de un perdón de su sentencia!

Finalmente, como familia queremos reiterar que nunca a lo largo de los testimonios de los narcotraficantes que presenta el gobierno, verán un video, una fotografía, un reporte o una prueba científica respecto que mi esposo Juan Orlando Hernández conspiraba, traficaba y nunca se confabuló con carteles de la droga, o participó en la planificación o comisión de los asesinatos narrados. Como lo ha dicho Juan Orlando nunca traficó con drogas no es narcotraficante, lo cual se comprobará durante este proceso. PORQUE ÉL ES INOCENTE.

Hoy concluimos un día más para la honra de DIOS, en la defensa de Juan Orlando para demostrar su inocencia, hoy es un día menos para su pronto regreso de JUAN ORLANDO. ES INOCENTE Y PRONTO VOLVERÁ.

Que la verdad y la justicia siempre nos guíen en nuestro camino.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img