19 C
Tegucigalpa
martes, junio 25, 2024
spot_img

No creo que nadie diga que un crecimiento del 3% es fabuloso: directora del FMI

spot_img
spot_img

La directora del FMI, Kristalina Georgieva, dijo que un crecimiento del 2.8% no es suficiente para generar oportunidades

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, afirmó este jueves que el crecimiento global pronosticado para los próximos años, que rondará el 3 por ciento, nunca puede ser considerado “fabuloso”, aunque esté lejos de la recesión.

“Si lees los números no creo que nadie diga ‘oh, estos son números fabulosos”, afirmó la directora en una rueda de prensa, en referencia al 3 por ciento de crecimiento global pronosticado para los próximos cinco años.

Georgieva respondió así a una pregunta de la prensa sobre las declaraciones de la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, quien el pasado martes dijo que, aunque hay que mantenerse vigilantes sobre los riesgos que afronta la economía global, no hay que “exagerar la negatividad” que anticipan organismos como el FMI.

“Estoy de acuerdo con la secretaria Yellen en que hemos temido una recesión”, pero “un crecimiento global del 2.8 por ciento no es suficiente para generar oportunidades para las empresas y las personas en todo el mundo y lo más preocupante es la proyección de un crecimiento débil a más largo plazo”, dijo Georgieva.

En su opinión, las dos están viendo “la misma imagen”, pero es “una imagen muy compleja”. “Si queremos superar las tendencias de crecimiento negativo que nos frenan y frenan las aspiraciones de la gente, tenemos que concentrarnos en la acción, en reformas estructurales. Es duro, pero necesario”, dijo.

El FMI publicó el martes, en el marco de sus reuniones de primavera que se celebran esta semana en Washington, su último informe de previsiones macroeconómicas, en el que recalca que la incertidumbre sigue reinando en el panorama global y advierte que la economía continuará frenándose en 2023 y solo crecerá un 2.8 por ciento este año.

Todo ello en un marco con países aun absorbiendo los efectos de la pandemia o de la invasión rusa de Ucrania, de una inflación aún muy elevada y de unas condiciones financieras más restrictivas que dificultan la recuperación.

“Las cifras tampoco son horribles, no estamos en recesión (…) pero no estamos en un gran lugar. Vemos que los riesgos aumentan, pero ahora también tenemos un historial de resiliencia en los últimos años”, afirmó Georgieva.

En su análisis previo a la ronda de preguntas, la directora del FMI volvió a insistir en que “este es el pronóstico a medio plazo más débil en décadas” y dibujó un panorama con la inflación subyacente “obstinadamente alta”, con una creciente fragmentación geopolítica que “tiene implicaciones para el comercio” y “con riesgos a la baja” que han aumentado.

Además, añadió, “luchar contra la inflación y salvaguardar la estabilidad financiera se ha vuelto más complejo con las recientes presiones del sector bancario”.

“Todos debemos tener muy en cuenta que los países de bajos ingresos son particularmente vulnerables dado el alto nivel de deuda y el crecimiento de su ingreso per cápita”, insistió.

Georgieva señaló tres prioridades: restaurar la estabilidad de precios y salvaguardar la estabilidad financiera; reconstruir los cimientos con transformaciones estructurales (acelerar la revolución digital o la transformación verde, por ejemplo); e intensificar la cooperación internacional para reducir el daño de la fragmentación.

Uno de los principales desafíos, señaló Georgieva, es la elevada deuda pública y es por ello imprescindible ayudar a la refinanciación de la deuda de muchos países. “Tenemos que ayudarlos a resolver la abrumadora carga de la deuda y ayudar a garantizar que el FMI pueda seguir apoyándolos en el futuro”, dijo.

Georgieva recordó que ayer se celebró una mesa redonda sobre deuda soberana y que ya se están logrando “progresos tangibles bajo la copresidencia del Banco Mundial, el FMI y la India como presidente del G 20”.

“Hemos reunido a acreedores públicos y privados, así como a prestatarios por primera vez, todos sentados alrededor de la mesa para acelerar los casos de reestructuración”, dijo. “Nos reunimos ayer y me siento muy alentada por los resultados positivos”, añadió.

Georvieva mencionó algunos de los acuerdos alcanzados como la mejora del intercambio de información sobre las proyecciones macroeconómicas y las evaluaciones de sostenibilidad en una etapa temprana del proceso de reestructuración de la deuda.

Con información de EFE

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img