21.4 C
Tegucigalpa
domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Sociedad Civil: Los retos y los desafíos de la educación hondureña en el 2023

spot_img
spot_img
spot_img

La educación tiene grandes desafíos en Honduras. En el año 2022 únicamente se lograron 97 días de clases presenciales.

Para el 2023, las organizaciones de sociedad civil piden a la Secretaría de Educación que se cumplan al menos los 200 días de clases e incluso replantear esa meta en 220 días.

Pero a golpe de vista esto está lejos de alcanzarse, porque las autoridades educativas destinaron los primeros 15 días de febrero para recuperaciones.

“Desde la Asociación para una Sociedad Más Junta (ASJ) recomendamos iniciar las clases el primero de febrero.

También que se planifique e implemente la jornada extendida”, señala Dennis Cáceres, director de Educación de ASJ.

Además, se requiere que garanticen los textos y materiales de aprendizaje implementados y validados con la cooperación internacional-

Así como hacer alianzas con la empresa privada, academia y organizaciones no
gubernamentales para dotar los centros de recursos pedagógicos.

“Las organizaciones no gubernamentales y la cooperación somos co-responsables para
alinearnos en la planificación presupuestaria.

Esto respecto de los intereses y las prioridades que el Estado ha establecido conforme al territorio. Nuestro rol es acompañar esa agenda educativa”, dice Roberto Bussi, director de Ayuda en Acción.

Son cinco retos que plantean desde la sociedad civil en materia educativa, para retomar la educación como eje prioritario.

El primero es garantizar la educación de calidad; el segundo, la formación y mejores condiciones para los docentes.

El tercero, convertir a las escuelas en lugares seguros e inclusivos; cuarto, adoptar la
educación a la revolución digital y quinto, más financiación para acabar con la desigualdad.

Analistas señalan como una obligación retomar la educación como un eje prioritario.

Además, prestar atención a los pueblos indígenas, donde hay brechas muy grandes.

“Se deberían adaptar los textos educativos a la idiosincrasia cultural para incluir la
lengua misquita, tawahka, pech y garífuna de la población.

Eso implica crear un staff docente de la comunidad”, sugiere el director de Ayuda en Acción.

Edwin Hernández, viceministro de Educación, asegura que la apuesta en el sistema educativo es brindar educación de calidad, pero al mismo tiempo con calidez.

“Apostamos por mejorar la infraestructura básica, dotar de material educativo, especialmente de material didáctico.

Importante la formación de los profesores para que puedan transmitir mejor los conocimientos a los alumnos”, explica.

Asegura que aún no cuentan con el consolidado de la matrícula en el 2023, porque hasta la segunda quincena de febrero tendrán el dato final de matrícula en todos los niveles.

No obstante, este año buscan duplicar el número de centros educativos reparados.

“En el mejoramiento de la infraestructura, se intervinieron en el 2022 ;1,200 centros educativos y para el 2023 vamos a duplicar esa cifra”, señala Hernández.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img