25.8 C
Tegucigalpa
domingo, julio 14, 2024

Derogación de acuerdos migratorios con iglesias son para actualizar y simplificar procesos, justifica el Gobierno

spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

El ministro de Gobernación y Justicia, Tomás Vaquero, y el director del Instituto Nacional de Migración (INM), Allan Alvarenga salieron al paso luego de la polémica que generó este martes, la derogación de acuerdos migratorios con diferentes iglesias.

Las autoridades aseguraron que esta determinación se debe a una actualización de convenios, reducción de tiempos y simplificación administrativa.

El ministro Vaquero citó que la publicación de un decreto que deroga varios acuerdos migratorios con las iglesias suscritos en 2011, lo que tiene por objetivo es homologar los requisitos para la entrada de ciertos ciudadanos al país.

Añadió que cuando se firmaron estos acuerdos, el instituto de Migración estaba adscrito a la Secretaría de Gobernación, pero ahora es un ente autónomo administrativamente, “por eso se han hecho las modificaciones, hay un nuevo estamento aprobado en el 2023 y precisamente es una reglamentación en torno a la situación de los ciudadanos que pretenden ingresar al país”.

Vaquero citó que todos esos convenios migratorios deben ser actualizados y traerlos al momento actual.

Rechazó las críticas a la derogación de los acuerdos migratorios y los calificó como “enemigos del gobierno del pueblo”.

Negó que exista algún otro tipo interés o mala intención en la derogación de los acuerdos migratorios, como señalan incluso algunos miembros de la iglesia que no hacen gala al mandamiento “no mentirás”.

Por si parte, el director del Instituto Nacional de Migración (INM), Allan Alvarenga coincidió con el ministro Vaquero, al tiempo que adicionó que los convenios otorgaban facilidades migratorias, pero los trámites demoraban hasta nueve meses.

“Lo que hemos hecho viene a hacer una revisión y una actualización de los convenios para simplificación administrativa, en ningún momento se atenta contra la libertad de culto, lo que ahora sucede es que el firmante no es Gobernación y Justicia, sino el Instituto de Migración”, agregó.

Explicó que de los cuatro convenios derogados, incluso ya se firmó uno con la iglesia adventista sin mayores contratiempos, al tiempo que expresó para mañana (miércoles) están convocados los católicos, evangélicos y mormones para llegar a una nueva socialización de los acuerdos.

“En ningún momento estamos atacando a nadie, los que han cuestionado esta nueva medida son personas que ni siquiera han utilizado este convenio o que nunca han traído algún misionero al país. El gobierno seguirá apoyando con estas facilidades migratorias de una manera más eficiente, más ordenada para que el instituto reduzca los tiempos y las solicitudes salgan de una manera más pronta”, expuso.

Alvarenga citó el artículo 39 de la Ley de Migración que el instituto otorgue los permisos especiales de permanencia por el tiempo de cinco años.

Insistió que la medida obedece a una actualización de convenios, reducción de tiempos y simplificación administrativa. 

“En ningún momento estamos atacando a nadie, los que han cuestionado esta nueva medida son personas que ni siquiera han utilizado este convenio o que nunca han traído algún misionero al país”, resaltó Alvarenga.

Por lo tanto, explicó, “el gobierno seguirá apoyando con estas facilidades migratorias de una manera más eficiente, más ordenada para que el instituto reduzca los tiempos y las solicitudes salgan de una manera más pronta”. 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img