Friday, Sep 20, 2019
HomeInternacional (Page 345)

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) El número de fallecidos por la explosión del ducto de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tlahuelilpan en el estado de Hidalgo (este) subió a 114, informó la Secretaria de Salud de México en un comunicado.

«La Secretaría de Salud, a cargo del doctor Jorge Alcocer Varela, da a conocer que desde el pasado 18 de enero, cuando ocurrió la explosión en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, hasta el 25 de enero a las 22:00 horas, se han registrado 114 fallecimientos como consecuencia de esta tragedia», dijo el ente.

Precisó que 46 personas murieron en hospital por las quemaduras que sufrieron.
Informó también que 33 personas permanecen hospitalizadas.

La explosión ocurrió en Tlahuelilpan por donde pasa un ducto que va de las costas del Golfo de México a una refinería en Tula, Hidalgo.

Centenares de pobladores de esa localidad se encontraban recogiendo combustible en una toma clandestina que salía a borbotones.

La tubería había sido perforada y abandonada por ladrones de combustible, lo que dio origen a una fuente de hasta siete metros de alto que atrajo a entre 600 y 800 pobladores con recipientes para llenar, según el reporte oficial de la Defensa.

Decenas de militares presentes en el lugar intentaron disuadirlos para que no recolectaran el combustible, por el peligro que representaba, pero la multitud no les hizo caso.

El presidente de México, Andrés López Obrador, reiteró el 20 de enero que continuará el plan gubernamental contra el robo de combustible, que le cuesta a Pemex más de 3.000 millones de dólares anuales.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik) Los gobiernos de Venezuela y EEUU acordaron mantener una Oficina de Intereses luego de que el presidente Nicolás Maduro rompiera relaciones con el país norteamericano, informó la Cancillería caribeña.

«Ambos gobiernos han acordado sostener negociaciones para el establecimiento de una Oficina de Intereses en cada capital, desde las cuales se podrán atender trámites migratorios y otros temas de interés bilateral, con estricto apego al derecho internacional para los casos de ruptura de relaciones entre países», dice el texto del Ministerio de Relaciones Exteriores.

De esta manera los países acordaron a mantener parte de su representación tanto en Caracas como Washington.

«Con miras a este objetivo, se ha autorizado la permanencia de personal remanente de cada misión, quienes durante el plazo acordado continuarán amparados por las prerrogativas diplomáticas, debiendo concentrar sus actividades exclusivamente en las sedes que correspondieron a las extintas Embajadas, antes de la ruptura de relaciones», agrega el texto de la cancillería venezolana.

Por otra parte, el comunicado explica que las negociaciones tendrán un plazo de treinta días para alcanzar un acuerdo.

«En caso de no alcanzarse el acuerdo en el plazo perentorio de treinta días, ambas misiones cesarán actividades y ambos estados procederán a designar el ente que cada cual escogerá para confiarle sus respectivos intereses, debiendo el personal remanente abandonar el territorio de cada país dentro de las siguientes setenta y dos horas posteriores al vencimiento del referido plazo», subraya la información oficial.

Maduro ordenó la expulsión de toda la representación estadounidense en Venezuela el 23 de enero, quienes deberán abandonar la nación caribeña antes del 27 de enero.

Al menos 70 funcionarios administrativos y sus familiares salieron de la embajada de EEUU en Caracas el viernes 25 de enero, rumbo al aeropuerto internacional Simón Bolívar (estado Vargas – norte).

La tensión política entre Venezuela y Estados Unidos derivó en la ruptura de relaciones luego de que la nación norteamericana reconoció la autoproclamación como presidente encargado de Juan Guaidó.

El Gobierno de Venezuela ha denunciado que está en marcha un golpe de Estado en su contra impulsado por el Gobierno de Estados Unidos, y ha asegurado que nada impedirá que su segundo período presidencial, que se inició el pasado 10 de enero, concluya en 2025.

BRUMADINHO, BRASIL

(Spútnik) Los equipos de rescate que trabajan en la búsqueda de víctimas en la región de Brumadinho (estado de Minas Gerais, sureste de Brasil) creen que aún es posible encontrar supervivientes entre el mar de lodo que dejó la ruptura de una represa de residuos mineros el 25 de enero.

«¿Existe posibilidad de supervivientes? Sí, porque hoy hemos rescatado a tres, y quién sabe si mañana rescatamos a tres más, y luego más y más», confió en declaraciones a la prensa desde Brumadinho el coronel Anderson de Almeida, portavoz del equipo de comando que lidera las tareas de rescate.

Con las tres personas encontradas vivas este sábado el número de desaparecidos pasa de 299 a 296, y según las últimas informaciones divulgadas por el Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, el número de muertos pasó de 11 a 34.

El teniente confirmó que los trabajos de rescate continuarán los próximos días y semanas y que trabajan en la zona 205 bomberos y 175 especialistas.

Según el portavoz, el barro que arrasó buena parte de la región de la mina del Feijão también llegó al río Paraopeba, que abastece de agua potable a Brumadinho y a otras ciudades del área metropolitana de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais.

Sin embargo, no supo precisar el alcance del fango en el río porque en la actualidad la prioridad es la búsqueda de víctimas.